Las plazas de municipios de todo Catalunya se han llenado este lunes a las siete de la tarde de personas que rechazan la sentencia que ha inhabilitado al president de la Generalitat Quim Torra por un delito de desobediencia. Torra no hizo caso al mandato de la Junta Electoral Central que en periodo electoral le ordenó descolgar una pancarta de la fachada de la Generalitat que reclamaba "libertad para los presos políticos y exiliados", mensaje que el árbitro electoral consideró partidista. El enfrentamiento llegó a la justicia ordinaria que, en manos del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) consideró Torra culpable. Ahora, el Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la decisión.

Òmnium Cultural ya había anunciado movilizaciones si se confirmaba la inhabilitación, pero la ANC anunció que tenía que consultar con las bases cuál tenía que ser la respuesta, dado que, según su opinión, la que habían pactado Junts per Catalunya y ERC no estaba en clave de desobediencia, sino de acatamiento de la sentencia y de aplicación del Estatuto.

A la consulta los asociados de la ANC se mostraron "en total desacuerdo" con el hecho de que el Gobierno acate la inhabilitación de Torra y expresaron la voluntad de movilizarse para exigir una respuesta política "contundente" de las instituciones bajo el lema 'Defendemos el presidente, luchamos la independencia', es por eso que se han convocado concentraciones delante de todos los ayuntamientos del país.

Por su parte, Òmnium Cultural ha afirmado esta tarde, poco después de hacerse pública la inhabilitación de Torra, que la pancarta que presidía el balcón del Palau de la Generalitat era "un acto de libertad de expresión y no un delito". Por eso ha desplegado una con el mismo lema que ha llevado a la inhabilitación del hasta ahora presidente para exigir su amnistía y la de "todas las personas represaliadas por el Estado español".

Un millar de personas en Barcelona

Un millar de personas convocadas por los CDR se han manifestado por el centro de Barcelona en contra de la inhabilitación del president de la Generalitat Quim Torra. La manifestación ha empezado poco antes de las ocho del anochecer a Jardinets de Gracia y se ha dirigido al paseo de Gracia.

A la altura de la calle Mallorca había fuerte presencia policial y han seguido hasta la calle València, intentando llegar a la delegación del gobierno español. Al cruce con la calle Pau Claris, también fuertemente custodiada por los Mossos, han dejado una pancarta con el lema 'Ni un paso atrás' y han seguido andando. Más adelante han sacado dos trajes de juez con caretas de cerdo mientras gritaban consignas como 'Los calles serán siempre nuestras' o 'Fuera las fuerzas de ocupación'.

Según se ha difundido a través de diferentes grupos de redes sociales la intención de los manifestantes era dirigirse primero a la delegación del gobierno español en Barcelona y después en la plaza San Jaime para acabar en la plaza Urquinaona. 

300 personas se concentran en Lleida

Unas 300 personas, según la Guardia Urbana, se han concentrado delante de la subdelegación del gobierno español en Lleida para rechazar la inhabilitación del president del Govern, Quim Torra. La movilización ha sido convocada por la Taula de la Democràcia y ha contado con una actuación de los Cantaires de Ponent.

Antes ha habido otra concentración en la plaza de la Paeria, que ha reunido unas 200 personas siguiendo el llamamiento que había hecho Òmnium Cultural y el ANC. Allá se han gritado consignas contra la justicia española y a favor del presidente inhabilitado Quim Torra. Un fuerte despliegue policial de los Mossos d'Esquadra ha rodeado el edificio de la subdelegación, el perímetro del cual ha vuelto a estar protegido por vallas de seguridad.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat