El portavoz de los Mossos d'Esquadra, Albert Oliva, ha reiterado este sábado que el atentado del 17-A era "indetectable" por el poco tiempo con que los terroristas lo prepararon, hecho que no permitió actuar a los cuerpos de seguridad con antelación. Según ha dicho Oliva en una entrevista en RAC1, este mismo motivo es el que explica que en torno a la casa de Alcanar donde se estaban preparando los explosivos no se levantara ninguna sospecha de los vecinos.

Por otra parte, el portavoz ha confirmado que desde la última Junta de Seguridad no se ha avanzado a la hora de facilitar el acceso directo de los Mossos a los datos de la Europol, y que el proceso sigue pasando por las oficinas internacionales situadas en Madrid.

Seis meses después de los atentados de Barcelona y Cambrils, los Mossos atribuyen a la velocidad con que el ataque se planificó el ataque la falta de una intervención policial previa. "Fue un trabajo realizado con muchísima discreción y en una franja de tiempo indetectable", ha afirmado Oliva. Al mismo tiempo, eso impidió que se activara la colaboración ciudadana, ya que los terroristas pasaron desapercibidos. "Si hubiera habido la mínima sospecha estaríamos hablando de otra situación", ha sentenciado.

Preguntado por si se ha avanzado en la coordinación de los Mossos con la Europol, Oliva ha sido rotundo: "La respuesta es clara: no". El portavoz ha explicado que en la última reunión de la Junta de Seguridad de Catalunya en julio de 2017 se adoptó este compromiso por parte del Ministerio del Interior, pero que desde entonces no ha habido ningún cambio.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat