Transparencia Internacional, la organización no gubernamental dedicada al control de la transparencia política, ha publicado hoy un índice sobre la apertura informativa de las diputaciones españolas este 2015. Y Tarragona encabeza la lista, con otras 4 diputaciones del Estado.

Aunque la media de las diputaciones catalanas supera a la española, con 88,5 puntos de 100 respecto a los 81,7 estatales, Lleida y Barcelona son los órganos catalanes que más lastre generan el conjunto del país. Con una Tarragona con 100 puntos y una Girona 92,5, los 86 de Barcelona y los 75 de Lleida, hacen que Catalunya no lidere la transparencia a nivel de comunidad autónomas, superada sólo por Valencia y Extremadura.

Las contrataciones en Lleida

Hay dos aspectos fundamentales en los que la Diputación leridana falla: la transparencia en la contratación de servicios, donde obtiene un aprobado justo (50), y en los indicadores marcados por la ley de transparencia (53,6). Aunque el órgano de control no especifica qué puntuación ha sacado en cada pregunta, la idea general es que no se explica con detalle quién compone las mesas de contratación de servicios, el precio de los mismos y sus adjudicatarios.

Barcelona no informa

El principal problema en la Diputación barcelonesa es que no se da suficiente información a los municipios sobre las cantidades que deben tributar, los servicios que pueden recibir y los que están externalizados. Además, no es lo suficientemente clara tampoco, al igual que Lleida, donde saca una puntuación de 75 puntos, sobre las contrataciones de servicios públicos. Así, falta información sobre todos los detalles de las adjudicaciones que da el órgano.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat