El líder de Vox en Barcelona, Ignacio Garriga, ha pedido perdón por haber justificado los disturbios que grupos de extrema derecha protagonizaron el pasado viernes 30 de octubre después de una manifestación contra las restricciones.

"El vídeo que utilicé no se corresponde con el mensaje que quería transmitir. Me indigné por el hecho que un grupo de desalmados, a los que conocemos bien a Catalunya (menas y antisistema), permitieran a los de siempre caricaturizar a familias y trabajadores hundidos", ha tuiteado este domingo.

"Familias y trabajadores, personas, que lo están perdiendo aunque se ven forzadas a salir a la calle a manifestarse, a defenderse pacíficamente de un gobierno que los ha llevado a la ruina. Por eso me equivoqué con el vídeo y por eso me disculpo con ellos", ha añadido.

Garriga había justificado el viernes los disturbios compartiendo un vídeo donde se veían escenas de los incidentes con el siguiente mensaje: "Los nombran negacionistas. Son trabajadores en paro, padres sin nómina para alimentar a sus hijos, autónomos que no tienen trabajo y que hoy han visto su cuota aumentada. Españoles corrientes de Barcelona, hasta arriba de ser encarcelados y condenados a la miseria".

De hecho, el mismo Garriga protagonizó ayer una reyerta en las redes con el líder de Cs en Catalunya, Carlos Carrizosa, y el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, por este tema.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat