"La Crida es un movimiento social que mucha gente tiene ganas de encasillar bajo la etiqueta de partido político", ha expuesto la consellera de Cultura, Laura Borràs, en una entrevista a El matí de Catalunya Ràdio. "Tiene un objetivo común" y ha añadido que "la Crida nacional per la República Catalana es una manera de hacer política en el siglo XXI". "Ha hecho que personas procedentes de ideologías diversas puedan unirse" y ha recalcado que "tenemos que dar pasos adelante para llegar a este objetivo".

Para Borràs, la Crida "es un movimiento que quiere reunir a todo el mundo. Todo el mundo que quiera lo mismo". "Tenemos que querer y poder hacerla toda juntos", ha explicado. "Es una organización. El día que se tenga que hacer política, cuando se haya conseguido el objetivo se disolverá", ha repetido. "Si se convierte en partido será para concurrir electoralmente un objetivo por encima de los partidos". "Se pretende que todo eso pueda quedar aglutinado en un espacio político que tenga como objetivo la consecución de la independencia y de la república catalana". Precisamente por eso, la consellera ha justificado que pueda haber gente de muchos entornos diferentes.

"Es duro tener personas en prisión"

"Si no lo hacemos juntos no lo haremos", ha comentado. "Es duro tener personas en prisión. Es durísimo cuando vuelves de Lledoners, de Puig de les Basses o del Catllar. Eso duele mucho en las personas y en su entorno. Tenemos que poder sobreponernos para que todo eso no vuelva a pasar".

"Entré a la lista del presidente Puigdemont porque pensé que si no éramos capaces de ir juntos en este momento no sé cuándo seremos capaces. Es un objetivo que comparten muchas personas", ha resaltado.

Preguntada por los cupaires, Borràs ha insistido en que "hemos llegado a muchos acuerdos con la CUP". "La CUP es evidente que se plantea ir con una lista propia" y ha argumentado que "los partidos tienen unas necesidades que, en estos momentos, tienen que dejar de lado para poner por delante el interés común". "Lo que queremos es llegar a un objetivo común para todo el mundo" y ha expuesto que "ya decidiremos cuándo lleguemos qué políticas hacemos".

"Es un momento en que los partidos tendrían que apartarse y dejar hacer el trabajo para llegar a aquel objetivo. La estrategia tiene que ser única y compartida. No tenemos que estar en disquisiciones", ha concluido.

Sobre el juicio del 1-O, Borràs ha insistido en que "habrá una respuesta unificada porque es una agresión a todo el país". "El país tiene que dar respuesta a esta situación de emergencia". Y ha añadido que "los juicios cerrarán este proceso" y que por lo tanto, "el gobierno dará apoyo a la huelga".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat