La Audiencia Nacional hará pública mañana la sentencia al major de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, y a la cúpula del Departament d'Interior.

El tribunal notificará este miércoles a las nueve y media de la mañana la sentencia del juicio contra el major de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, la intendente Teresa Laplana, el ex-secretario general de Interior Cèsar Puig y el ex-director general de los Mossos Pere Soler por los hechos de septiembre y octubre del 2017.

El juicio se celebró en Madrid entre enero y marzo, y después se interrumpió por la pandemia. La vista oral acabó en junio.

La Fiscalía, que inicialmente acusaba por rebelión, finalmente acusó sólo por sedición e incluso abrió la posibilidad a condenar sólo por desobediencia. Las diferencias de criterio entre los tres magistrados han retrasado la sentencia más de lo previsto.

En juego está la absolución o dos posibles delitos: desobediencia, que ahorraría la prisión a los procesados, o la sedición, que seguiría la línea del Tribunal Supremo con los presos políticos.

 

 

Audiencia Nacional

La resolución revelará si la Audiencia Nacional sigue o no el criterio marcado por el Tribunal Supremo, que en octubre del año pasado condenó a nueve de los doce líderes independentistas juzgados por el procés por sedición. La Fiscalía de la Audiencia Nacional empezó acusando por rebelión, pero en la fase final del juicio rebajó su acusación contra Trapero y los exjefes políticos al delito por el cual pueden ser condenados.

La abogada de Trapero, Olga Tubau, desmontó la acusación de la Fiscalía por los delitos de sedición y desobediencia con un informe final magistral que defendía que el major de los Mossos d'Esquadra, en todo momento, había cumplido el mandato judicial.

En la misma línea, el abogado de Pere Soler, Cristóbal Martell, hacía trizas los argumentos de la Fiscalía. La defensa del exdirector de los Mossos negó "radicalmente" que intentara "alinear" el cuerpo en favor de la independencia de Catalunya e indicó que el dispositivo que diseñaron para impedir el referéndum ilegal del 1-O "podrá parecer muy hippy, pero lo que no fue es un engaño".

Y justamente las pruebas débiles contra el major de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, y la cúpula de Interior para demostrar el delito de sedición llevaron a la Fiscalía a defender una segunda opción: la desobediencia.

Todo está abierto. Y cuatro meses después del final del juicio, este miércoles saldremos de dudas. Si no se filtra antes, se conocerá la sentencia hacia las nueve y media de la mañana.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat