El actual delegado de la Generalitat de Catalunya en Madrid y exeurodiputado, Gorka Knörr, ha enviado una carta abierta al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, recordándole que si su preocupación por la violencia y las detenciones arbitrarias en Bielorrusia fuera cierta, también habría dedicado el mismo discurso cuando se dio la misma situación en Catalunya en contra de los independentistas.

Concretamente, Knörr ha recordado que España "hace tiempo que no aplica el Estado de derecho" y que cuando la justicia de Bélgica se lo recuerda, como por ejemplo negando la extradición de Lluís Puig, el estado español sigue reclamando con una única razón, "la confianza mutua".

Con este ejemplo, el delegado de la Generalitat exige a Michel que defienda los valores fundacionales de la UE también en Catalunya, ya que los 27 "miran hacia otro lado cuando se trata de ataques a la minoría catalana" y solo lo hacen "tímidamente" cuando se violan de manera burda estos valores fundacionales en Hungría o Polonia.

Pide la cabeza de Borrell

Además, Knörr reclama a Michel la destitución inmediata de Josep Borrell como Alto Representante de la diplomacia europea, asegurando que "ha protagonizado escándalos diversos con instituciones internacionales y mantiene unas opiniones, que vinculan a la UE, abiertamente contrarias a los valores fundacionales de la UE", y recuerda algunas de las más polémicas como cuando aseguró que se tenía que desinfectar Catalunya de independentistas.

Por todo eso, el delegado de la Generalitat considera que Borrell "no tiene ninguna legitimidad moral" para pedir diálogo y condenar la violencia en Bielorrusia cuando ha sido uno de los grandes negacionistas del diálogo con el independentismo en Catalunya y, además, que nunca ha condenado la violencia policial del 1-O.

Para acabar, Knörr asegura que también comparte "la preocupación por la situación en Bielorrusia", pero lamenta que este mismo discurso no se produjera con Catalunya durante octubre del 2017 y respecto a la represión contra los catalanes durante estos últimos años.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat