El presidente de Esquerra Republicana (ERC), Oriol Junqueras, ha insistido en la vía de la amnistía después del anuncio del Gobierno en tramitar la semana que viene la petición de indulto para los presos políticos que la presentaron. "Nuestra respuesta sigue siendo la misma. Nosotros somos inocentes y nuestra opción es la amnistía", ha afirmado en declaraciones a la Sexta.

Junqueras defiende que "la medida sólo evidencia que el reino de España continúa anclado en el pasado" y, por otra parte, considera que la reforma del Código Penal para modificar el delito de sedición es "muy poco adecuada" porque "no resuelve en ningún caso el origen del problema ni da una solución a miles de encausados para poner urnas y dejar que la gente vote".

Desjudicializar la política

Según Junqueras, el Gobierno tiene que desjudicializar la política. "Hoy dice que hace gestos, pero vemos pocas diferencias con el PP", ha sentenciado el líder republicano.

juicio proces oropéndola junqueras efe

Oriol Junqueras declarando al juicio al Procés / Foto: Efe

Por otra parte, Junqueras ha insistido en que ERC siempre estará dispuesta al diálogo, pero que primero el ejecutivo de Sánchez tiene que decir si quiere hablar con la derecha o con la izquierda porque, según ha dicho, "no es compatible". El líder de los republicanos también ha acondicionado las cuentas al hecho de que el Gobierno cumpla los acuerdos y ha avisado de que "no hay ninguna concreción al respecto".

La reforma del delito de sedición

El ejecutivo español ya anunció que trabaja para reformar el delito de sedición, un cambio que afectaría directamente a las penas de los presos políticos. Según han adelantado fuentes próximas del ejecutivo a El Confidencial, ahora mismo está sobre la mesa introducir un subtipo en la actual redacción del delito que atenuaría las condenas en los casos que el "alzamiento" no fuera violento. Eso haría que la condena de los presos políticos se redujera a unos cuatro años.

La reforma de este delito podría tardar meses y se tendría que aprobar en una lectura única en un debate parlamentario. Según este diario, la idea del ejecutivo es mantener intacto la norma en casos más graves que impliquen el uso de armas, en que las penas podrían llegar a ser de entre 10 y 15 años prisión.

 

Imagen principal: El líder de ERC y preso político, Oriol Junqueras. / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat