El Gobierno ya tiene sobre la mesa las peticiones de indulto para los presos políticos independentistas. Y no las dejará en un cajón. Al menos así lo ha anunciado el ministro de Justicia en la sesión de control de este miércoles, en respuesta a Laura Borràs. Juan Carlos Campos ha avanzado que su Ejecutivo "comenzará a tramitarlos la próxima semana". Fuentes del Ministerio precisan que es un proceso largo y complejo, que puede alargarse medio año. De momento, la próxima semana pedirán los informes al Tribunal Supremo y la fiscalía. Son varias las peticiones que han llegado a La Moncloa, desde UGT hasta el abogado Francesc Jufresa.

En su respuesta a JxCat, Juan Carlos Campos ha señalado que acatan todas las resoluciones judiciales, pero que también están "dispuestos al diálogo". En este sentido, ha señalado los "posibles cambios normativos", en relación al delito de sedición, pero también ha anunciado la tramitación de las peticiones de indulto. "Aquellos que a usted le preocupan, porque les tocan, empezarán a tramitarse la semana que viene", ha añadido el ministro de Justicia. Ha concluido que lo hará "porque es lo que toca". Campo ha negado cualquier "deriva" de la justicia española, como ha denunciado la portavoz de JxCat en el Congreso.

Seis meses

Fuentes del Ministerio de Justicia señalan que las peticiones ya han entrado dentro del sistema y comenzarán su trámite. Afectará a todos los presos políticos, porque la petición del abogado Jufresa --la primera que llegó al ministerio-- se refería a todos ellos. El primer paso, la próxima semana, será escuchar a las partes, empezando por pedir los respectivos informes al tribunal sentenciador (el Tribunal Supremo) y en la Fiscalía. La resolución de estos trámites, puntualizan, puede tardar seis meses o más. El trámite empieza ahora "una vez superado el atasco provocado por la pandemia".

Desde diciembre del año pasado, el Ministerio de Justicia tiene encima de la mesa la petición que hizo el abogado Francesc Jufresa. Este verano también lo pidió el sindicato UGT para la exconsellera Dolors Bassa y tres expresidentes del Parlament para Carme Forcadell. Todas las solicitudes se acumularán en un mismo expediente. Durante el 2019, el Estado concedió menos del 1% de los indultos solicitados. En total, 39 fueron aceptados y 4.123 denegados.

Denuncia de Borràs

El anuncio ha cogido a Laura Borràs por sorpresa. La portavoz de JxCat denunciaba la "deriva" de la justicia española y preguntaba qué medidas tomaría el Gobierno para frenarla. Durante su intervención, Borràs ha lamentado cómo los jueces españoles siguen haciendo caso omiso de los grupos de trabajo de la ONU o de las resoluciones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). También ha recordado que en aquel momento el president Quim Torra estaba declarando en el TSJC "por segunda vez por una pancarta", después de pasar la semana pasada por el Tribunal Supremo. "¿Cree que eso es normal?", le ha preguntado.

El PP, "vigilante"

El PP estará "vigilante" y "atento" al desarrollo de estos trámites. Así lo aseguran fuentes del principal partido de la oposición, que avisan de que "denunciarán las cesiones y veremos si esto está dentro de lo lógico". Llaman la atención por el hecho de que "se produzca tan rápido desde que se inició el proceso". Ven un gesto político hacia los independentistas: "Es el precio que paga Sánchez por los presupuestos y la investidura".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat