El diputado de Bildu Jon Iñarritu ha reaccionado con la ironía que lo caracteriza ante una información publicada hoy en El País, referida al rey emérito y sus cuentas en el extranjero donde ha escondido al fisco millones y millones de euros. "Hacienda contestó al juez en 24 horas que Juan Carlos no tenía cuentas en el extranjero", afirma el rotativo madrileño. "El chiste de Hacienda", afirma el diputado vasco.

Que el emérito tenía cuentas abiertas en diferentes paraísos fiscales ha sido probado por activa y por pasiva, incluso reconocido por su hijo Felipe VI en un documento en el cual renunciaba precisamente a los fondos escondidos al fisco. La información de El País deja así en evidencia a la Hacienda española, que hace dos años, en septiembre del 2018, aseguró al juez del caso Villarejo no tener constancia de que Juan Carlos I tuviera cuentas corrientes en el extranjero. Con una diligencia que sorprende tratándose de la administración pública, el magistrado recibió la respuesta en 24 horas.

Las cuentas en Suiza

La Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria recibió el 4 septiembre del 2018 un oficio del magistrado que investigaba el caso Tándem donde pedía información sobre el emérito. El origen de la petición eran las conversaciones de Corinna Larsen con el comisario Villarejo, donde el examante del rey le detallaba la existencia de cuentas de Juan Carlos I en Suiza. Cuentas donde se ha sabido posteriormente que el emérito tenía al menos los 65 millones de euros que le "regaló" el rey de Arabia Saudí.

Corinna y Juan Carlos beso GTRES

Juan Carlos I cuando todavía no había abdicado y Corinna Larsen / GTRES

Al día siguiente, el 5 de septiembre, el ONIF informaba al juez de que el emérito no había presentado ninguna declaración sobre bienes en el extranjero y que basándose en las fuentes de información disponibles, no tenían constancia de que tuviera cuentas en el extranjero. Ante esto el juez de la Audiencia Nacional, Diego de Egea, acordó archivar el caso. Sí que actuó el fiscal suizo Yves Bertosa. A finales del mismo año, la Fiscalía Anticorrupción española abrió una investigación por soborno en transacciones internacionales, pero la Agencia Tributaria no abrió ninguna inspección, según relata el rotativo madrileño.

Es precisamente la inacción de la Agencia Tributaria, que no ha abierto ninguna inspección al emérito a pesar de saber que Juan Carlos I movió capitales no declarados al fisco entre 2016 y 2018, cuando ya no era inviolable, y de la Fiscalía, que no ha presentado ninguna querella por delito fiscal, lo que ha permitido que el emérito haya podido regularizar su situación fiscal, al menos en relación al uso de las tarjetas black del empresario mexicano.

Imagen principal, el diputado de Bildu en el Congreso, Jon Iñarritu / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat