La Secretaria de Estado de España Global, Irene Lozano, ha anunciado su participación en un acto de la organización unionista Sociedad Civil Catalana. Ella misma, y España Global, han retuiteado la propaganda de este acto, la "Jornada sobre Convivencia Lingüística en Catalunya". Este acto, que en teoría tiene como objetivo "mejorar la relación entre las principales comunidades lingüísticas" sin duda va destinado a cuestionar a las políticas lingüísticas en vigor, y en especial la inmersión lingüística, una de las obsesiones de Sociedad Civil.

Entre los invitados se encuentra Francisco Oya, un profesor de historia de secundaria muy criticado por sus alumnos por sus comentarios franquistas, racistas y homófobos. También figura en el programa la psiquiatra Carmen Leal, que ha tildado el independentismo de "Enfermedad vírica terriblemente contagiosa" y de "diarrea mental". Y no faltan los habituales colaboradores de Sociedad Civil, como Arcadi Espada y Félix Ovejero (los dos vinculados estrechamente a la fundación de Ciutadans).

España Global en principio es una institución pública encargada de "la imagen y la reputación de España" que quiere encargarse de "mejorar la percepción" de España en el exterior y "entre los propios españoles". En realidad, se ha convertido en una herramienta del unionismo, centrada a menudo en el desprestigio del independentismo, en línea con la política de ataque del soberanismo defendida por Josep Borrell. Con el gesto de Irene Lozano, el gobierno del PSOE se alinia claramente con las fuerzas del españolismo más radical y anticatalanista.

La periodista Irene Lozano había sido diputada por el partido unionista UPD de 2011 a 2015, y en aquel año, tras perder las primarias en este partido, se unió al PSOE. Eso sorprendió porque desde las filas de UPD había acusado a menudo a los socialistas de corrupción (con un tono que muchos andaluces habían considerado insultante para su tierra). Sánchez la situó en el número cuatro en las listas por Madrid, lo que garantizó su elección como diputada socialista. Más tarde, le dio la responsabilidad de España Global (la antigua Marca España).

Sociedad Civil Catalana es una organización que fue acusada de vínculos con personalidades fascistas. También ha sido muy cuestionada por irregularidades económicas. En los últimos tiempos ha dado un giro hacia la moderación, que ha irritado profundamente algunos de los que anteriormente le daban apoyo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat