En la larga lista de agradecimientos que ha hecho Pablo Iglesias durante su debate de investidura, ha habido una especial. En su intervención ante el pleno este sábado, el futuro vicepresidente del Gobierno ha tenido un recuerdo para los presos y exiliados y ha asegurado tener "constancia" que algunos presos "han trabajado para|por el diálogo y el acuerdo" para resolver el conflicto político. "Desde esta tribuna, humildemente, quiero darles las gracias", ha asegurado el líder de Unidas Podemos desde el atril de la cámara baja.

Durante su discurso, que ha servido para tender la mano a todos los grupos independentistas, Pablo Iglesias ha señalado que ha conocido –"y tenido grandes diferències"—amb los dirigentes catalanes que están en la prisión y el exilio. De este conocimiento, ha dicho, ha constatado "la profundidad incuestionable de sus convicciones democráticas". A los que "desde la prisión han trabajado por el acuerdo y el diálogo" les ha dado las gracias. Eso sí, no ha dicho nombres.

El secretario general de Podemos también se ha dirigido al conjunto de las fuerzas independentistas. Ha admitido que no es "ingenuo", y que no intentará convencerles para que dejen de ser independentistas. "Pero hay valores democráticos y sociales que nos unen para enfrentar los conflictos y mejorar la vida de la gente, independientemente de la lengua o la bandera", ha continuado. "La gente que les ha votado quieren que nos podamos entender", ha concluido en este sentido.

Pero gran parte del discurso lo ha centrado a atacar a "la derecha, la ultraderecha y la ultraultraderecha", a quien ha garantizado que "los avances seguirán produciéndose pese a ustedes". Les ha reprochado su discurso: "Es el de la anti-España, el de la dictadura, que asesinó a miles de compatriotas, que envió una división a combatir junto a Hitler, el que destruyó nuestra democracia".

El líder de Podemos ha girado los argumentos: "Traicionar España es atacar los derechos de los trabajadores, es vender vivienda público a fondo buitre, es privatizar los servicios públicos, es robar a manos llenas y financiarse ilegalmente en las campañas electorales". En este sentido, ha defendido que "la tarea del próximo gobierno es reparar las traiciones aEspaña y la Constitución que han perpetrado". Les ha reprochado que quieran apropiarse de España, contraponiéndolo con la escena de Angela Merkel retirando una bandera alemana de un acto de su partido. "Ningún partido en esta cámara se puede arrojar el derecho de representar España", les ha lanzado.

Con respecto al acuerdo de gobierno de coalición, Iglesias ha deseado que "ojalá seamos dignos del texto". A Pedro Sánchez le ha dicho que "estará al frente de una coalición histórica", y que es "un honor". Y ha concluido: "Sí se puede, presidente".

Con respecto al acuerdo de gobierno de coalición, Iglesias ha deseado que "ojalá seamos dignos del texto". A Pedro Sánchez le ha dicho que "estará al frente de una coalición histórica", y que es "un honor". Y ha concluido: "Sí que se puede, presidente".

Nuevo abrazo

Los abrazos se han convertido ya en una constante. Después de la réplica de Sánchez, donde se ha evidenciado la renovada sintonía con Pablo Iglesias, los dos dirigentes políticos se han vuelto a abrazar, esta vez en el hemiciclo del Congreso de los Diputados. "Está bien lo que acaba bien", ha asegurado Sánchez en el final de su intervención.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat