“No nos rendimos”. Este es el reto de la concejala de Mobilitat del Ajuntament de Barcelona y presidenta de TMB, Mercedes Vidal, que no pierde la esperanza de desconvocar la huelga del Metro prevista para mañana.

Sin embargo, Vidal ha admitido en TV3 y Catalunya Ràdio que, de momento, “la huelga está convocada porque no fue posible llegar a ningún acuerdo” después de una reunión que duró casi hasta las 4 de la madrugada. Eso sí. Ha asegurado que “como equipo municipal intentaremos llegar a un acuerdo hasta el último minuto”, aunque ha recordado que, “hasta ahora, sólo hemos puesto mejoras sobre la mesa”.

La presidenta de TMB ha cargado contra el comité de trabajadores del Metro porque “no hay la misma actitud” por parte de todos sus miembros y, todavía más, teniendo presente que “hemos hecho una oferta de máximos con responsabilidad para el interés general”. En este sentido, ha anunciado que “los sueldos de los directivos se han incrementado un 0,5% y el de los trabajadores un 13%”, como ya reveló ayer.

Por eso se ha lamentado de que “no podemos asumir en una situación de responsabilidad las demandas retributivas del comité sin poner en peligro otras cuestiones como las tarifas o los impuestos”.

Vidal, sin embargo, ha explicado que el convenio colectivo del Metro acababa el 31 de diciembre del 2015 y que, a pesar de esto, ya empezaron a negociarlo en octubre, al tiempo que ha puesto de manifiesto que “en TMB nunca se ha cerrado un convenio en menos de seis meses”. “Los sindicatos están llevando la negociación a un callejón sin salida”, ha sentenciado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat