Los socios prioritarios ya no son los de la investidura, sino la derecha. De aquí algunos de los últimos movimientos del Gobierno, como sacrificar el impuesto a las grandes fortunas o dejar en un cajón la derogación íntegra de la reforma laboral. Este jueves, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido que hacen falta unos presupuestos "de la unidad" para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales del coronavirus. Unas cuentas públicas donde quiere involucrar a su nuevo aliado, Ciudadanos, pero también un PP que está virando tímidamente hacia posiciones más moderadas. ERC ya ha advertido que pactar con los populares será incompatibles con hacer unos presupuestos sociales.

En una entrevista este jueves por la mañana en Antena 3, la también portavoz del Gobierno ha insistido en que quieren "pactar" los presupuestos "con todas las formaciones políticas, incluyendo el PP." En este sentido, ha avisado de que "no tiene tiene ningún sentido que podamos llegar a conclusiones en la comisión de reconstrucción y después no encontremos el vehículo que sea capaz de concretarlas". Y ha añadido: "Sin presupuestos se quedan en simples deseos que no pueden llevarse a la práctica".

Esta semana, el Gobierno ha exhibido justamente en el Congreso su acercamiento con la derecha. Ciudadanos, después de ver aceptadas una veintena de enmiendas, validará al menos tres de los cuatro documentos de conclusiones. Por otra parte, La Moncloa está en negociaciones con el PP, que está dispuesto a un acuerdo de mínimos en medidas sanitarias y en el ámbito de la Unión Europea. Montero ha asegurado que esta aproximación parlamentaria "no puede quedarse en declaraciones enunciativas" y se tiene que reflejar también en los presupuestos del Estado, que tiene previsto presentar después del verano.

Como síntoma, lo que pasó ayer en la comisión de reconstrucción. Inicialmente, el PSOE había votado a favor de una enmienda de EH Bildu que incluía la derogación de la reforma laboral y su sustitución por una nueva normativa. Unidas Podemos también votó a favor. Pero los socialistas, al cabo de cinco minutos, hicieron marcha atrás y pidieron repetir la votación, que acabó tumbando esta enmienda de los abertzales.

Aviso de ERC: "Imposible"

ERC ya ha avisado el Gobierno de que un pacto con el PP a la comisión para la reconstrucción imposibilita unos presupuestos sociales. El diputado del grupo republicano en el Congreso de los Diputados, Joan Josep Nuet, advirtió este miércoles que si se concreta un acuerdo con los populares que se compromete con el cumplimiento de los objetivos de estabilidad, el saneamiento de las cuentas y reducción de la deuda pública, "los presupuestos sociales no serán posibles".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat