El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, considera que "sería una muy mala noticia" que algún diputado socialista se saltara la disciplina de voto y pusiera en peligro la investidura de Pedro Sánchez, por lo cual, aunque su partido pactó una abstención, ha puntualizado: "Estaremos atentos a las votaciones", horas antes del inicio de la segunda sesión del debate de investidura.

"Forma parte de la responsabilidad del PSOE controlar a sus diputados, pero sería una muy mala noticia y un peligro para cualquier demócrata —un eventual tamayazo—, piense lo que piense. No sería sólo un ataque contra el PSOE, sería un ataque contra la democracia. Dicho esto, nosotros hemos pactado una abstención, pero estaremos muy, muy atentos a las votaciones ", ha expuesto en una entrevista a SER Catalunya.

El diputado republicano ha criticado que los llamamientos a representantes socialistas para que voten en contra de su candidato entroncan con "la pulsión golpista de la derecha española", que está en contra que se pueda hablar de todo" en el Parlamento.

Con todo, ha sostenido que la posibilidad de que se dé un tamayazo —en referencia al ejercicio del transfuguismo que impidió la investidura de un candidato socialista a la Comunidad de Madrid en el 2003— es muy "remota" y ha confiado en que no se dará una situación similar este martes al Congreso de los Diputados.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat