El diario económico alemán Handelsblatt ha cargado contra la forma como se ha hecho el confinamiento de la región de Madrid, ordenada por el Gobierno de Pedro Sánchez, porque cree que no da resultados. Y lo atribuye al hecho de que la medida ha acabado solo en eso, en un confinamiento perimetral. El diario acusa al ministro de Sanidad, Salvador Illa, de haberse quedado a medias con la medida y de originar una situación envenenada porque Madrid después ha intentado rebajar los datos de contagios haciendo menos pruebas.

"Después de que la región de Madrid ha tenido la tasa de contagios más alta de Europa durante semanas, desde principios de octubre la capital y 8 localidades periféricas han sido aisladas del resto del país. No obstante, este ejemplo ha mostrado que un cierre perimetral por sí solo no garantiza luchar contra la Covid. El resultado del cierre es controvertido", indica el diario.

"El ejemplo de Madrid demuestra que el cierre no sirve de mucho si no se acompaña de controles estrictos en autopistas, estaciones de tren, y aeropuertos, y con pruebas de PCR masivas, además de teletrabajo obligatorio cuando sea posible, y regulaciones de cuarentenas", señala. El diario cita a un epidemiólogo de la Universidad de Alcalá de Henares, Manuel Franco, que ha afirmado que incluso eso es insuficiente, y que hay que cerrar bares y restaurantes como se ha hecho en Catalunya.

Handelsblatt

El caso de Madrid demuestra que cerrar los puntos de acceso no es suficiente, titula Handelsblatt

Handelsblatt pone como ejemplo que dentro de la región de Madrid "la vida cotidiana sigue normalmente". "Los 3,2 millones de habitantes se pueden mover con libertad dentro de los límites de la ciudad, aunque los bares y restaurantes solo abren hasta las 23 horas, y tienen que asegurar que los clientes mantengan la distancia y que no sean más de 6 personas en una mesa", apunta. Recuerda que eso no tiene nada que ver con el confinamiento de la primera ola de la pandemia, cuando en todo el Estado se impedía a los ciudadanos salir de casa, y únicamente se podía ir a comprar, al médico o, en servicios esenciales, a trabajar.

Según el diario, el confinamiento de Madrid tampoco funciona por "falta de control". "Aunque se supone que 7.000 policías y militares vigilan las entradas y salidas de la ciudad, en la práctica a menudo no se los ve. Y hay personas que dicen que han viajado desde Madrid sin ningún problema, en medio del supuesto bloqueo", apunta.

Otro problema es que los datos con respecto a Madrid "no son fiables", porque con la tensión política entre la comunidad de Madrid y el Gobierno se están utilizando políticamente. "Como el gobierno regional se había resistido al cierre completo, con el clima político caldeado ahora ha aparecido la sospecha de que simplemente hacen menos pruebas para reducir el número de infecciones", indica. Según el ministro de Sanidad, Salvador Illa, las pruebas han bajado un 40%, pero según Madrid es porque ahora hacen pruebas de antígenos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat