La Fiscalía ha pedido en la Audiencia de Barcelona que se imputen nueve votantes del 1-O por "obstaculizar y/o resistirse activamente a la intervención policial" en la escuela Pau Claris de Barcelona. Esta petición da apoyo a la estrategia de los agentes de policía española investigados por el 1-O que reclamaron la imputación de los votantes que los denunciaron.

Según ha adelantado El Mundo, la Fiscalía ha decidido solicitar la imputación de nueve de los 19 votantes que el Sindicato Profesional de la Policía reclama investigar. Todos ellos denunciaron o se querellaron contra la policía por lesiones.

En un primer momento, la Fiscalía renunció pedir la imputación de votantes del colegio Prosperitat, en cambio, en el caso del instituto Pau Claris, defiende que "la conducta" de nueve de ellos sí que podría ser constitutiva del delito de resistencia o desobediencia grave a los agentes de la autoridad, castigado con pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a dieciocho meses.

Oposición obstinada, persistente y reiterada

A su escrito, la Fiscalía argumenta que "la intervención policial este día en el IES Pau Claris era lo bastante elocuente de lo que los ciudadanos congregados en el colegio tenían que hacer a la llegada de los agentes: desalojar el acceso y permitir el paso a la fuerza policial para cumplir la sentencia judicial". Cuando la policía llegó, sin embargo, la Fiscalía dice que había un centenar de personas sentadas obstaculizando el paso y que nueve de ellas mostraron "una oposición obstinada, persistente y reiterada al cumplimiento de la orden emanada de la autoridad".

Ante esta situación "unida al generalizado clima de hostilidad hacia los agentes", justifica su actuación, en el marco de la cual tuvo lugar la conocida escena de las escaleras, donde los agentes saltaron sobre los manifestantes sentados en el suelo. Para la fiscalía, se tuvo que hacer "uso de la fuerza mínima indispensable para abrir paso y cumplir el mandato judicial" y recuerda que un agente resultó herido.

Policía, Abogacía y Fiscalía, a una

Quien ya pidió también la imputación de los votantes heridos que denunciaron la intervención policial del 1-O fue la Abogacía del Estado, acusándolos de "masa tumultuaria" contra la policía. La Abogacía censuró el rechazo del juez a investigar a los votantes al considerar su actitud "meramente pasiva" e insistía en investigarles por delitos que van desde la desobediencia y resistencia a la autoridad al atentado o desórdenes públicos con amenaza de violencia.

El juez Francisco Miralles rechazó la primera solicitud de la Abogacía y el sindicato policial para imputar a los votantes. Para el juez, los votantes eran "víctimas directas de la situación de confrontación generada por los propios poderes públicos", que "trasladaron a la calle" los conflictos "que tenían que resolver en las instituciones estatales y autonómicas".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat