Con respecto a los expresidentes españoles, con la contada excepción de Zapatero, cuesta distinguir a la derecha de la izquierda. Primero fue José María Aznar quien estableció paralelismos entre el asalto al Capitolio del Estados Unidos y el referéndum del 1-O. Este lunes ha sido Felipe González quien ha vuelto a la escena pública para equiparar "todos los nacionalismos y populismos", donde ha incluido el trumpismo pero también el independentismo catalán. El exmandatario español los ha acusado de utilizar los mismos métodos: el "falseamiento de la historia". En cambio, no ha comprado la comparación que hizo Pablo Iglesias entre el president Carles Puigdemont y los exiliados republicanos.

En una entrevista en la Cadena SER este lunes por la mañana, el expresidente del Gobierno ha asegurado que los del independentismo "son anteriores a los esquemas trumpistas", pero que "claro que están en los mismos esquemas". En este sentido, González ha añadido: "Lo que llamamos las fake news, noticias e información falsa, interpretación falsa de la historia, hechos alternativos, la realidad que no se ve". Y ha dibujado un patrón de lo que ha bautizado como "nacionalismo excluyente": "Primero tienes que falsear la propia historia y después un enemigo al que culpar lo más próximo posible".

"Esto lo hemos visto en todas las versiones imaginables. No sólo en el ámbito español, sino también en otros países europeos", ha sostenido el exdirigente socialista. Ha contrapuesto estos esquemas a los de Angela Merkel, que representa todo lo contrario. "Todos los nacionalismo y populismos hacen políticas excluyentes", ha concluido en este sentido.

Felipe González también ha sido|estado preguntado por la comparación que hizo el vicepresidente segundo Pablo Iglesias entre el exilio del president Carles Puigdemont y el exilio de los republicanos durante la dictadura franquista. Ha dicho que le "produce" dos sentimientos. En primer lugar, "dolor, por el terrible exilio español como consecuencia del golpe de estado y la guerra civil." En segundo lugar, "vergüenza, vergüenza enajena" por las palabras del líder de Podemos.

Aznar también

No ha sido el único expresidente español que ha usado este recurso. Antes fue José María Aznar. "En los Estados Unidos han vivido un intento de golpe de estado, pero nosotros lo vivimos en octubre de hace unos años", denunció el exdirigente conservador ahora hace una semana, que se preguntó: "¿Por qué tendría que defender que lo que llaman insurrectos en los EE.UU. no sean sometidos a la justicia y a España defender que sean sometidos a la justicia?". Por este motivo, avisó de que algunos partidos tendrían que ir con "cuidado" a la hora de valorar el asalto al Capitolio. "Están haciendo lo mismo allí que aquí. No son más merecedores de respeto los que han hecho un golpe de estado aquí, ni son mejores, ni son más respetables", insistió.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat