El popular Alberto Núñez Feijóo ha conseguido esta noche sumar su cuarta mayoría absoluta en el Parlamento gallego, y ha igualado la marca del histórico Manuel Fraga. Tras el PP, el BNG, con Ana Pontón al frente, no sólo ha triplicado la representación en relación a hace 4 años, sino que ha hecho el sorpasso frente al PSdeG-PSOE y ha barrido literalmente a Podemos-Esquerda Unida que, desangrada en disputas internas, ha desaparecido de una cámara gallega. A partir de esta noche el Parlamento de Galicia sólo contará con tres grupos parlamentarios.

Aunque las encuestas a pie de urna habían apuntado la posibilidad de que el PP perdiera la mayoría absoluta, tan pronto como se han abierto las urnas, la candidatura de Feijóo ha quedado instalada en todo momento por encima del resultado de hace cuatro años hasta que en el último momento se ha situado en los 42 diputados, uno más que en el 2016, y un 48% de los votos.

 

El candidato popular, que ha abanderado un discurso moderado y no ha dudado en esconder las siglas del PP en su campaña, ha conseguido, además, salir victorioso en su particular pulso con la sede de Génova, después de que Pablo Casado ha impuesto en Euskadi un discurso mucho más duro para disputar el voto a Vox y un acuerdo con Ciudadanos que han resultado nefastos.

"Gobernabilidad de España"

"Me dedicaré a Galicia con más fuerza, determinación y más ganas que en la primera, segunda y tercera legislatura", ha asegurado un Feijóo emocionado al valorar los resultados. En su primera intervención ha dirigido un mensaje a la política estatal, ha garantizado que Galicia cooperará en la gobernabilidad de España y trabajará para mejorar la convivencia, y también se ha dirigido a aquellos votantes que no le han apoyado para asegurar que gobernará para todos.

"Si alguna cosa me parecía imposible, era conseguir una cuarta mayoría absoluta, y más en medio de una pandemia", ha confesado Feijóo, que ha tenido un recuerdo para sus predecesores del PP, Xerardo Fernández Albor y Fraga.

Récord del BNG: 19 escaños

El BNG, que cuatro años atrás a duras penas consiguió resistir con 6 escaños a la oleada de En Marea, se ha apropiado del liderazgo de la oposición después de incrementar en un 15% el porcentaje de voto y sumar 13 diputados, que lo ha situado en 19 escaños.

Esta noche Ana Pontón ha superado el mejor resultado del carismático Xosé Manuel Beiràs, que en 1997 registró 18 escaños.

0f7c653dd6884b90950694ac038360bfb82caf1d

La candidata del BNG, Ana Pontón / EFE

El PSdeG, tercero

El PSdeG-PSOE a penas ha conseguido resistir el resultado en Galicia y ni siquiera ha podido conservar la segunda posición con la candidatura encabezada por Gonzalo Caballero, sobrino del alcalde de Vigo y excandidato a la Xunta, Abel Caballero.

Los socialistas han crecido un punto y medio porcentual, pero no han ido más allá de los 14 escaños que registraron hace cuatro años y que, de hecho, fue su peor marca en unos comicios gallegos.

Con todo, el resultado de los socialistas ha sido mejor que el de sus socios de gobierno en Madrid. Después de que En Marea no consiguió finalizar la legislatura con los 14 diputados obtenidos el 2016 y se acabó rompiendo a principios del 2019, esta noche Podemos-Esquerda Unida-Anova ni siquiera ha conseguido representación.

Tampoco se han hecho con ningún escaño Ciudadanos ni Vox, y el Parlamento gallego a partir de esta noche quedará integrada por tres grupos parlamentarios.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat