El jurista, notario, abogado, político y pensador republicano Antonio García-Treviajano ha fallecido este miércoles a los 90 años, según ha informado el Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional (MCRC), del que era fundador y presidente.

Nacido en Alhama de Granada (Granada) el 18 de julio de 1927, destacó por su lucha en defensa de la libertad y por su activismo contra la dictadura franquista.

Tuvo un papel destacado en la descolonización de Guinea Ecuatorial. Asesoró a un grupo de políticos nacionalistas agrupados en torno al Secretariado Conjunto y financió la campaña electoral de Francisco Macías Nguema en las primeras elecciones presidenciales guineanas. Cuando Macías ganó las elecciones e implantó una dictadura, García-Trevijano continuó colaborando con él e incluso fue el autor del borrador de la segunda constitución guineana, la que estableció Macías como "presidente vitalicio".

En 1974 fue el coordinador y redactor del manifiesto de la Junta Democrática de España (el movimiento amplio apadrinado por el Partido Comunista de España). Posteriormente, tuvo un papel relevante en la fusión de ésta con la prosocialista Plataforma de Convergencia, dando lugar a la famosa 'Platajunta'. En ese tiempo el PSOE sacó a la luz el llamado "informe Trevijano" en que se denunciaba la connivencia de este abogado con el dictador guineano.

Fundador en 1977 de la revista 'Reporter', ha publicado numerosos artículos en los principales periódicos de España y es autor de varios libros sobre pensamiento político, entre los que se encuentran, 'El discurso de la República', 'Frente a la gran mentira' o 'Pasiones de servidumbre'.

También destacan sus obras 'Teoría Pura de la República', 'Ateísmo estético, arte del siglo XX: de la modernidad al modernismo' o 'Del Hecho Nacional a la Conciencia de España' o el 'Discurso de la República'.

Era el fundador y presidente Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional, que nace en 2006, centrado en defender que en España no hay democracia en la defensa del régimen actual como un Estado de partidos, oligarquía de partidos o partidocracia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat