ERC ha pedido explicaciones a la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, por la participación de Javier Zaragoza, fiscal del Tribunal Supremo que participó en el juicio del procés, en un acto de Ciudadanos en el Parlamento Europeo.

A través de una carta, los eurodiputados republicanos Diana Riba y Jordi Solé han requerido a Delgado si autorizó a Zaragoza a participar en este acto, donde además se expuso un informe bajo el título 'Sobre el delito de rebelión y sedición' hecho por el mismo fiscal y encargado por el partido naranja. Los republicanos también han pedido saber si Zaragoza cobró por todo esto.

En la misiva, Riba y Solé califican los hechos de "graves" y lo argumentan mencionando artículos de los Estatutos y el Código Ético del Ministerio Fiscal. Concretamente, el artículo 59 de los Estatutos dice que "no podrán los miembros del Ministerio Fiscal pertenecer a partidos políticos o sindicatos o tener trabajo al servicio de los mismos, dirigir a los poderes y funcionarios públicos o a corporaciones oficiales, felicitaciones o censura por sus actos, ni presentarse con carácter o atributos oficiales en cualquier acto o reunión pública en que eso no sea procedente en el ejercicio de sus funciones".

El Código Ético del Ministerio Fiscal reconoce la libertad de expresión de los fiscales "con los principios que tienen que guiar la actuación del Ministerio Fiscal, entre los que destacan los de lealtad constitucional, fortalecimiento de la confianza en la justicia y la omisión de realizar cualquier acción que pueda ser percibida como una afectación a su independencia e imparcialidad o que vaya en demérito de la consideración que la ciudadanía tendría que dispensar a la justicia, a sus servidores y a la misma Fiscalía".

La estrategia de Boye

Sin embargo, los republicanos no son los únicos que consideran incompatible la independencia judicial con la participación en un acto "marcadamente político" como fue el que Ciudadanos organizó el pasado 23 de noviembre en la Eurocámara.

El abogado de los eurodiputados de Junts, Gonzalo Boye, ya confirmó que incluiría la participación de Zaragoza en este acto en el argumentario de la defensa en el proceso de suplicatorio al cual se enfrentan sus clientes. Hay que recordar que durante el acto, Zaragoza mostró su frustración por no haber podido conseguir la extradición del president en el exilio y reclamó una reforma del mecanismo de la euroorden. "No puede ser que un estado se convierta en un refugio de impunidad para aquellos que pretendan alterar la integridad territorial", dijo apuntando a Bélgica.

 

Imagen principal: Los eurodiputados Jordi Solé y Diana Riba / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat