El fiscal del Tribunal Supremo Javier Zaragoza ha reclamado una reforma de la euroorden a raíz del caso del president Carles Puigdemont. "No puede ser que un estado se convierta en un refugio de impunidad para aquellos que pretendan alterar la integridad territorial", ha dicho este lunes en referencia a la situación del líder de Junts y los exconsellers. En una conferencia sobre el delito sedición y rebelión organizada por el grupo de Ciudadanos en la Eurocámara, Zaragoza ha asegurado que "los hechos que pasaron en Catalunya" en 2017 "son punibles en todos los estados de la Unión Europea", pero ha admitido que "la disparidad" de criterios para examinar una euroorden ha supuesto "un obstáculo" para extraditar a Puigdemont y los otros exconsellers en Bélgica.

"El sistema una vez más nos ha fallado", ha lamentado el fiscal del juicio por el referéndum del 1-O. El fiscal ha defendido que en España no "se criminaliza la disidencia política", pero que "no se puede imponer un proyecto de forma coercitiva". Por eso, Zaragoza ve como "un despropósito jurídico y político" considerar a los condenados por el 1-O como "presos políticos".

En contra de la reforma de los delitos de sedición y de rebelión

Zaragoza ha reiterado que está en contra de reformar los delitos de sedición y rebelión y ha defendido incorporar otros para garantizar la protección del marco constitucional.

El debate también ha contado con la participación del fiscal francés François Molins y la secretaria general de la Fundación Hay Derecho, Elisa de la Nuez.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat