El economista Germà Bel ha explicado por qué la ministra de Economía, Nadia Calviño, se ha enfadado tanto cuando ha sabido que el PSOE y Bildu habían acordado derogar la reforma laboral. El problema es que la ministra está en plenas negociaciones para conseguir fondos de ayuda de la UE para reactivar la economía.

"A ver, para entender a Nadia Calviño: Está negociando en la UE apoyo para la reactivación, y mirando de que las condiciones sean ligeras (ojalá sean fuertes): Y entonces van y pactan la derogación de reforma laboral, contra las prácticas en los países UE que tienen que ayudar. ¿Seguro que no lo entendéis?", ha indicado Bel.

"A ver, traduzco: Que es muy jodido decirles a los alemanes, escandinavos, holandeses, austríacos y un largo etcétera que tienen a sus trabajadores como esclavos comparados con España, y acto seguido pedirles pasta para mantener el montaje de aquí. ¿No se ve que no cuadra?", ha advertido Bel.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, han pactado que la UE ayudará a los países del sur con una partida de 500.000 millones de euros, que aportará la UE.

Calviño está muy familiarizada con los criterios de responsabilidad del norte de Europa, ya que desde el 2014 era directora general de Presupuestos de la Comisión Europea.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat