El Tribunal de Cuentas reclama 5.422.899,48 euros a los 40 cargos y funcionarios de la Generalitat de Catalunya acusados de malversación contable por destinar el presupuesto para la promoción exterior al procés independentista.

Según ha podido saber ElNacional.cat, el cálculo que hace el tribunal es de 5.251.146 euros más 271.723,48 de intereses. Esta cantidad se ha fijado sumando el gasto relacionado con el Diplocat y la cantidad fijada relacionada con los gastos de la organización del 1-O.

Las cantidades fijadas para cada uno de los acusados están pensadas para responder a una fianza de responsabilidad solidaria. Todas ellas sumadas suben más del total que ha calculado el Tribunal de Cuentas, que es de 5,4 millones de euros. Esto se explica porque en el caso de que alguno de los acusados no disponga del dinero suficiente, sería otro el que asumiría parte de la fianza. La responsabilidad, por tanto, es solidaria y en cada uno de los bloques de gastos investigados se ha fijado la cantidad que correspondería asumir a cada uno de ellos, y que irán depositando hasta llegar a los 5,4 millones de euros.

El informe de 504 páginas desglosa los gastos y la fianza que se consigna a cada uno de los acusados. La persona a quien se le ha impuesto una fianza más elevada es a Albert Royo, exsecretario general del Diplocat. El importe que le piden supera los 3,6 millones de euros. Por otra parte, el político que tendrá que abonar una fianza más elevada es Francesc Homs, quien fue conseller de Presidència del 2012 al 2016. Al president Artur Mas se le pide consignar una fianza de 2.803.115,96 euros. Es la de mayor cuantía de un cargo institucional y el más perjudicado en el informe del Tribunal de Cuentas, junto con el exconseller de Economia Andreu Mas-Colell, a quien también le piden 2.803.115,96 euros.

Por debajo de Mas y Mas-Colell está el exconseller de Exteriors Raül Romeva. La fianza que se fija para él es de 2.108.818,32 euros. Al president Carles Puigdemont el Tribunal de Cuentas le pide 1.981.454,47 euros y al exvicepresident y conseller de Economia Oriol Junqueras el tribunal le pide 1.980.395,68 euros.

 

Este es el listado completo de las fianzas que el Tribunal de Cuentas reclama a los 35 ex altos cargos de la Generalitat de Catalunya:

  1. Albert Royo: 3.633.253,85 euros
  2. Mireia Vidal: 3.164.694,10 euros
  3. Francesc Homs: 2.952.689,85 euros
  4. Andreu Mas-Colell: 2.803.115,96 euros
  5. Artur Mas: 2.803.115,96 euros
  6. Raül Romeva: 2.108.838,32 euros
  7. Oriol Junqueras: 1.981.475,02 euros
  8. Carles Puigdemont: 1.981.474,47 euros
  9. Rosa Vidal: 1.735.885,74 euros
  10. Sergi Marcén: 177.952,73 euros
  11. Joaquim Nin: 163.889,75 euros
  12. Aleix Villatoro: 150.812,42 euros
  13. Andrew Scott Davis: 148.538,86 euros
  14. Jordi Villajoana: 147.168,45 euros
  15. Manuel Manonelles: 141.187,33 euros
  16. Adam Casals: 136.829,79 euros
  17. Josep M. Suárez: 115.103,60 euros
  18. Luca Bellizzi Cerri: 95.747,54 euros
  19. Andrew Scott: 92.843,61 euros
  20. Amadeu Altafaj: 66.609,94 euros
  21. Marie Katinka: 49.130,73 euros
  22. Roger Albyniana: 38.666,56 euros
  23. Martí Anglada: 34.691,61 euros
  24. Ewa Adela Cylwik: 29.456,38 euros
  25. Maryse Olivé: 22.725,27 euros
  26. Mar Ortega: 15.833,64 euros
  27. Ramón Font: 12.300,00 euros
  28. Maria Badia: 7.198,17 euros
  29. Jordi Solé: 6.363,59 euros
  30. Luis Bertran: 5.122,96 euros
  31. Eric Hauck: 4.794,72 euros
  32. Albert Carreras: 4.291,92 euros
  33. Francesca Guardiola: 3.039,42 euros
  34. Pere Puig: 1.117,69 euros
  35. David Mascort: 1.058,79 euros

El informe del Tribunal de Cuentas fiscaliza los gastos de las delegaciones del Govern en el exterior y los viajes de presidents y consellers. Las cantidades se atribuyen según el grado de participación en esta operación. El gasto que se relaciona directamente con el procés independentista no deja de ser un gasto previsto en el presupuesto de acción exterior del Govern de la Generalitat, previsto por el Estatut.

El Tribunal de Cuentas ha dado sólo tres horas a los abogados para leer el informe, que tiene más de 500 páginas. Después, una vez revisado, o leído prácticamente en diagonal, los letrados tienen 10 minutos para presentar las alegaciones, según ha podido saber ElNacional.cat de fuentes próximas al caso. Los representantes legales han llegado al Tribunal de Cuentas sabiendo ya la cifra que se les tenía que comunicar y molestos por la filtración a la prensa. Molestos también por la politización del tribunal y cuestionando el proceso que se ha puesto en marcha contra las cuentas de la Generalitat sobre el Diplocat, hecho que entra en conflicto con el Estatut, que permite la promoción externa de la Generalitat.

Aparte de los abogados de los acusados, están citados también los demandantes: el ministerio fiscal, Abogacía del Estado, Abogados Catalanes por la Constitución y Sociedad Civil Catalana, y Asociación Cívica y Cultural. Estos dos últimos como acción pública.

Se espera que el trámite se alargue hasta mañana y que a lo largo de las próximas horas, una vez se vaya comunicado la cifra a cada uno de los acusados, sus abogados tramiten en aquel mismo momento las alegaciones.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat