En medio de la tercera noche de batalla campal en las calles, el president Quim Torra, ha decidido finalmente dirigir un mensaje institucional a la ciudadanía, desde el Palau de la Generalitat. Lo ha hecho, ya de madrugada -sin su pin de president en la solapa-, para llamar a la calma y desmarcarse de las acciones violentas, atribuirlas a infiltrados y provocadores y exigir que paren inmediatamente los incidentes vividos durante las últimas horas.

"Hago un llamamiento a la calma y la serenidad, el movimiento independentista no es violento", ha afirmado Torra, que ha recordado a los manifestantes que "el independentismo construye, no destroza" y que "no es ni ha sido violento". Por ello les ha reclamado que "hay que parar esto ya" y ha pedido no caer en provocaciones de "infiltrados y provocadores". 

Tras muchas presiones internas y externas desde hace muchas horas para que emitiera un comunicado como máxima autoridad del país, el president ha subrayado en un escueto discurso cuatro conceptos clave: "serenidad, determinación, civismo y no violencia". Y ha puesto como ejemplo las "Marxes per la Llibertat que han empezado hoy". En este sentido ha insistido en que "es normal y bueno" protestar por "una sentencia injusta y aberrante", pero ha remarcado que se debe evitar que "pocos que no representan al independentismo rompan el camino seguido desde hace muchos años". 

Catalunya vive la crisis de orden público más importante de los últimos años a raíz de la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes independentistas conocida el lunes. La tensión ha ido in crescendo y la tercera noche de disturbios y cargas policiales, que coincide con el segundo aniversario del encarcelamiento de los Jordis, está siendo la más grave y descontrolada, con coches y mobiliario urbano en llamas, barricadas y enfrentamientos violentos entre policía y manifestantes que han dejado varios heridos, uno de ellos consecuencia de un atropello de los Mossos a un manifestante.

Por la mañana, antes de la nueva oleada de incidentes, los presos han emitido un mensaje idéntico a través de sus respectivas cuentas de Twitter para dejar claro que "ninguna violencia" les "representa". También Puigdemont ha insistido en la vía de la movilización pacífica. 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat