La Audiencia Nacional ha absuelto el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, y toda la cúpula de Interior para el 1-O con la división de los magistrados de la sala. Sólo su presidenta, Concepción Espejel, pretendía castigarlos con el delito más duro de sedición, pero finalmente, la sentencia ha desvinculado claramente el cuerpo de los Mossos d'Esquadra de la estrategia independentista del Govern y deja con un gran interrogante la situación de Joaquim Forn, ex conseller de Interior, condenado por sedición para instrumentalizar el cuerpo contra los poderes del estado español.

Esta es la sentencia de la Audiencia Nacional:

 

Los magistrados Ramón Saéz y Francisco Vieira consideran que no ha quedado acreditado que los acusados "hubieran tratado de impedir o dificultar el cumplimiento de las resoluciones del Tribunal Constitucional, del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya o de la Fiscalía Superior de la Comunidad Autónoma" ni que se hubieran puesto de acuerdo con quien lideraban el procés independentista o que hubieran dado apoyo sus actos propiciando la pasividad de la policía autonómica.

La resolución explica que no hay ningún elemento incriminatorio, resultado de la prueba, que revele un acuerdo entre los acusados para constituirse en instrumento del procés independentista y poner el aparato policial dependiente de la Generalitat a su servicio, ni tampoco entre los acusados, o alguno de ellos, y las personas condenadas en el juicio ante el Tribunal Supremo como coautores del delito de sedición o con otros organizadores de la preparación y ejecución del referéndum.

La Fiscalía, en contra

La absolución es un puñetazo a la Fiscalía y a sus argumentos que no han podido aguantar la acusación, ni tan sólo de desobediencia. La Fiscalía pedía una condena de 10 años de prisión para Trapero, Soler y Puig y de 4 años por Laplana por delito de sedición y ofreció como calificación alternativa la de delito de desobediencia por el cual se solicitaba la imposición de penas de multa e inhabilitación por 1 año.

Ahora, ante la decisión contraria de los magistrados, el Ministerio Público recurrirá con toda probabilidad la sentencia. En una breve nota a los medios, el Fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Miguel Angel Carballo, el promotor de toda la acusación del procés independentista, dice que "una vez estudiada la sentencia" se valorará "si es oportuno o no presentar" el recurso. Hasta ahora la Fiscalía ha recurrido todas las resoluciones judiciales relacionadas con el procés que le han ido a la contra.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat