A tres días de la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos al cementerio de El Pardo-Mingorrubio, casi todo el dispositivo ya está cerrado. Será retransmitido en directo y el Gobierno ha calculado cada uno de todos los detalles. La ministra de Justicia, Dolores Delgado, actuará de notaria mayor del Reino. El prior del Valle de los Caídos y el hijo del golpista Tejero serán las estrellas invitadas. Todo, con la participación del Ejército en un traslado que será de película. Hay planes A, B e incluso C. El día D es el jueves a las 10:30. Este mismo martes se harán algunas pruebas. 

El del jueves será un macrodispositivo, coordinado por la Presidencia y la Vicepresidencia del Gobierno. También participarán de la delegación del gobierno en Madrid, la Guardia Civil en el Valle de los Caídos, el Cuerpo Nacional de Policía en Mingorrubio, Patrimonio Nacional (Valle de los Caídos), Patrimonio del Estado (Mingorrubio), la Secretaría de Estado de Comunicación, el Grupo 45 del Ejército del Aire y la empresa funeraria. La operación empezará a las diez y media de la mañana, y las previsiones de la exhumación van de una hora en el mejor de los casos a tres horas en el peor escenario. El coste máximo se estima en 63.061,40 euros.

Dentro de la basílica habrá 22 familiares de Franco —ya comunicados en el Gobierno—, que son nietos, cónyuges y bisnietos del dictador. Serán recogidos en tres puntos diferentes de Madrid por motivos de seguridad. La máxima autoridad será la ministra de Justicia, que actuará de notaria mayor del Reino. Habrá alguna otra autoridad, como el secretario general de Presidencia, entre cuatro y seis operarios y el forense. De este último no se revela el nombre por motivos de seguridad. También estará el prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, a petición de la familia.

Una vez se haya sacado el féretro de la fosa, también a petición de la familia, el prior Cantera bendecirá los restos del dictador. Sólo estará él, ninguno más de los monjes benedictinos de la abadía. El féretro será trasladado a hombros de sus familiares desde el altar mayor hasta la explanada, un recorrido de unos 300 metros. No habrá ni honores ni bandera en el féretro, como dice el acuerdo del Consejo de Ministros.

Muy diferente será su llegada al cementerio de El Pardo-Mingorrubio para la inhumación. En el panteón familiar sólo podrán estar estos 22 familiares y el prior Cantera. Este último, junto con el sacerdote Ramón Tejero —hijo del golpista Antonio Tejero-, oficiará una misa en la intimidad. El Gobierno no podrá oponerse a la presencia de símbolos, banderas o cualquier otro elemento.

Habrá dos helicópteros

Para el traslado, hay un plan A y un plan B. El plan A es por helicóptero Super Puma del Ejército del Aire, a sugerencia de la Guardia Civil por motivos de seguridad. Habrá dos aeronaves por si uno fallara. La previsión meteorológica más exacta no la tendrán hasta entre 24 y 48 horas antes de la exhumación. Al helicóptero viajaría la ministra Dolores Delgado y un familiar, su nieto Francis Franco.

No obstante, hay un plan B por si las condiciones meteorológicas no lo permiten por aire: un coche fúnebre. El trayecto por aire tardaría entre 10 y 15 minutos. El trayecto por el suelo realizaría el traslado duraría entre 30 y 40 minutos aproximadamente, en función del estado del tráfico. Habrá un gran dispositivo para evitar que la comitiva se encuentre con un atasco en medio del trayecto.

En directo y con zonas restringidas

El trasladado de los restos será en vivo y en directo. A determinadas zonas, como la explanada de la basílica del Valle de los Caídos, sólo podrán acceder RTVE, que ofrecerá señal en directo, y cuatro fotógrafos de la agencia EFE, que ofrecerán las imágenes en régimen de pool libre y gratuito. Está previsto que la retransmisión empiece alrededor de las nueve y media, cuando empiecen a llegar los familiares, pero esta previsión es flexible.

En cambio, dentro de la basílica y dentro del panteón familiar, estará restringida la captación de imágenes. Todos los que estén dentro pasarán por un escáner y un detector de metales para que no entren ni dispositivos móviles ni cámaras. De hecho, dentro de la basílica habrá una carpa con techo que rodeará la tumba como segunda medida de seguridad. Dentro de esta carpa habrá dos familiares, la ministra de Justicia, alguna autoridad del Estado más y entre cuatro y seis operarios que levantarán la losa de 1.500 kilos que sepulta el féretro.

¿Cómo se lo encontrarán?

Los restos de Franco están recubiertos por una estructura de zinc sellada, que se encuentra dentro de un ataúd de madera. El Gobierno trabaja con varios escenarios en función del estado de conservación. Lo más previsible es que la estructura de zinc se conserve pero el ataúd de madera se encuentre en mal estado y que simplemente tengan que colocarla en un ataúd nuevo. En cualquier caso, contemplan todos los posibles escenarios. La fosa está recubierta de hormigón y plomo, que habría evitado que las corrientes subterráneas afectaran al féretro.

¿Quién se queda las llaves?

En el largo litigio, el Gobierno ofreció a la familia Franco la venta de la concesión administrativa del panteón en Mingorrubio, para que no fuera propiedad del Estado, sino suya. Eso habría implicado que ningún gobierno podría tocar ya al dictador. Pero los familiares lo han rechazado. El titular seguirá siendo Patrimonio del Estado. Estará cerrado y habrá llaves en Patrimonio del Estado, en la delegación del gobierno y el cementerio, que los familiares que quieran visitar tendrán que solicitar.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat