El defensor del pueblo español, Francisco Fernández Marugán, ha reclamado al Gobierno que retire los lazos de los edificios públicos, a la vez que se muestra preocupado por el "deterioro" de la convivencia en esta comunidad autónoma y ha empezado a dar trámite a las quejas sobre este asunto. Ya lo ha hecho con la de un ciudadano particular y está estudiando la presentada por Ciutadans la semana pasada.

El defensor del pueblo ha hecho pública una declaración institucional en la cual reclama a los poderes públicos catalanes que respeten el "principio de neutralidad ideológica" que tiene que regir "cualquier sociedad libre, abierta, democrática y tolerante". En este sentido, Fernández Marugán recuerda que "el principio de neutralidad ideológica propio de una sociedad pluralista es incompatible con la presencia en los edificios públicos de símbolos de una ideología".

Agresiones

El defensor se muestra especialmente preocupado por el "deterioro de la convivencia en los espacios públicos de Catalunya" y condena las agresiones que sufrieron una ciudadana que retiraba lazos amarillos al parque de la Ciutadella y un trabajador de Telemadrid en el transcurso de una manifestación para protestar, precisamente, por la agresión de la citada mujer. El defensor no hace ninguna referencia a los comandos que a las noches se han dedicado a retirar los lazos amarillos por todo el país.

Fernández Marugán considera muy importante que la próxima Junta de Seguridad Estado-Generalitat, que se celebra este miércoles, aborde la situación derivada del uso y retirada de símbolos de contenido ideológico a los espacios públicos.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat