La CUP sigue defendiendo lo mismo: tiene que ser el pleno del Parlament quien acabe decidiendo sobre la suspensión de los diputados procesados por rebelión. "Es una decisión que no se tiene que tomar dentro de las cuatro paredes de la Mesa", ha asegurado la diputada Maria Sirvent este miércoles, después de que la Junta de Portavoces haya decidido suspender el pleno por las discrepancias entre JxCat y ERC.

Por este motivo, los anticapitalistas han entrado al registro de la cámara un escrito para que se convoque la comisión del estatuto de los diputados, para que elabore un dictamen y se lleve al pleno de la cámara para que lo vote. Se ha mostrado en desacuerdo tanto con el posicionamiento de JxCat como el de ERC.

"Este Parlament está regido por la cultura del miedo", ha lamentado la diputada cupera. Ha criticado que hay grupos parlamentarios que "han decidido dar recorrido a una resolución que vulnera de forma flagrante los derechos políticos de los diputados represaliados".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat