La CUP ha pedido este miércoles una "ofensiva para que una amnistía colectiva y que afecte a todas las personas represaliadas (presas, exiliadas e investigadas en esta macrocausa) se convierta en el marco y motor de un ejercicio del derecho a la autodeterminación". En un comunicado con motivo del aniversario de la sentencia del 1-O, la formación ha sostenido que ese juicio fue una "muestra más de la sed de venganza del Estado español y de sus aparatos judiciales" y harecordado que hay más de 2.000 represaliados.

Asimismo, ha criticado que con la sentencia del Tribunal Supremo de hace un año el Estado "validó un marco represivo altísimo dirigido contra cualquier voluntad popular de autotutelarse ante las leyes injustas y a limitar el derecho a la protesta, el derecho a la libertad de expresión y la gestión de la disidencia política".

Los cupaires han recalcado que "la represión no viene única y exclusivamente por parte del aparato del Estado, sino que también es llevada a cabo por los Mossos d'Esquadra y el Departamento de Interior de la Generalitat". Además, la CUP ha reivindicado la movilización y la autoorganización popular como vía para defender y lograr derechos, y se ha atribuido la responsabilidad de "tejer una alternativa a los partidos actuales del Govern que pueda ser decisiva para avanzar en la ruptura con el Estado".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat