Parece que la reunión entre los presidentes Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso en la Puerta del Sol ha sido fructífera. Tan sólo media hora después de iniciarse el encuentro bilateral, fuentes de los dos gobiernos han anunciado que los dos mandatarios "han alcanzado un acuerdo". El entendimiento pasa por la creación de un "Grupo Covid-19", compuesto por los dos gobiernos y que se reunirá semanalmente. Los detalles los han anunciado Sánchez y Ayuso anunciarán en una rueda de prensa conunta, después de difundir un comunicado también conjunto.

Los dos presidentes han acordado crear lo que denominan un "espacio de cooperación" de los dos gobiernos "para el seguimiento y respuesta de la evolución de la pandemia". Se concretará, en primer lugar, con la creación del Grupo COVID-19. "Sus propuestas servirán de recomendaciones a las actuaciones propias que seguirá ejecutando el gobierno de la Comunidad de Madrid en el ejercicio de sus competencias", precisa el comunicado conjunto. Por la banda española, estará compuesto por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la ministra de Política Territorial, Carolina Darias. Por la banda madrileña, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y el vicepresidente y portavoz, Ignacio Aguado. Empezará a trabajar esta misma tarde.

 

Este grupo se sustentará en los consejos de las autoridades sanitarias del Estado y de la Comunidad. Pero también se crearán dos "Unidades de Apoyo". Estas unidades, de carácter más específico, se reunirán dos veces a la semana.

La primera, la "Unidad Territorial", estará formada por el consejero de Vivienda, el alcalde de Madrid, la secretaria general de Coordinación Territorial y el presidente de la Federación Madrileña de Municipios. La segunda, la "Unidad Técnica", estará compuesta por el consejero de Justicia e Interior, el consejero de Transportes, el delegado del Gobierno, la secretaria general de Transportes, uno representado de la Unidad Militar de Emergencias, una de la Guardia Civil y la Policía Nacional, el director del SUMMA-112 y el director del SAMUR.

"El espacio de cooperación tiene que ser una respuesta eficaz a los graves problemas que ha generado la propagación del coronavirus desde la unidad de acción entre administraciones", concluye el comunidad de los gobiernos español y madrileño.

Sánchez no descarta "otros escenarios"

Según ha explicado en la rueda de prensa conjunta, Sánchez ha trasladado a Ayuso que viene "a ayudar y colaborar, no a tutelar o suplantar una administración. En este sentido, ha ofrecido medios logísticos, de rastreo y desinfección. Es decir, policía y Ejército. También ha deseado "de corazón" que las medidas adoptadas la semana pasada "sean suficientes para doblegar la curva y revertir la tendencia". No obstante, ha añadido que "estamos listos para contemplar otros escenarios si fuera necesario". Y ha insistido en su consigna: "Este virus sólo lo podremos vencer unidos. Es una lucha epidemiológica, no ideológica", ha sentenciado. Ha descrito la reunión como "importante, necesaria, fructífera, constructiva y positiva".

Ayuso: "El estado de alarma es la muerte"

Isabel Díaz Ayuso tampoco ha querido descartar ningún escenario, porque hará "lo que haga falta", pero ha avisado de que "el estado de alarma es la muerte". La presidenta madrileña ha deseado que las nuevas medidas funcionen, y que si es así será la base para hacer frente a rebrotes en otros puntos de la región. También ha reclamado una serie de medidas al Gobierno, desde una reforma legal por obligar al cumplimiento de las cuarentenas hasta medidas de control para el aeropuerto de Barajas y la estación de Atocha. Ha insistido en varias ocasiones que "Madrid es España" para subrayar la importancia que implica ser la capital.

Evolución preocupante

La evolución de la pandemia a la Comunidad de Madrid ha hecho encender todas las alarmas, después de meses de pasividad de las autoridades autonómicas. La segunda ola ha golpeado con fuerza algunos territorios del centro del Estado. Frente a esto, Ayuso anunció el viernes pasado el confinamiento parcial de 37 zonas básicas de salud. La mayoría se encuentran en la capital española, en los barrios del sur, los más pobres de la ciudad.

Este mismo lunes han entrado en vigor las nuevas medidas. Las primeras 48 horas serán sobre todo informativas. A partir del miércoles ya se perseguirán los incumplimientos.

Las restricciones

En estas 37 zonas sanitarias se restringe la entrada y salida excepto desplazamientos justificados. Entre otros, asistencia a centros sanitarios, obligaciones laborales, asistencia a centros docentes y educativos, retorno a la residencia, cuidado de personas, asistencia a entidades financieras, actuaciones ante la administración pública, examenes oficiales inaplazables, renovaciones de permisos o por causa mayor. Podrán circular por la vía pública dentro de este perímetro. El consejero de Sanidad ha desaconsejado cualquier actividad "no imprescindible".

Por otra parte, en estas zonas, el aforo de lugares de culto se limita a un tercio y la de los locales comerciales al 50%. En estos comercios, incluidos bares y restaurantes, tendrán que cerrar las puertas al público a las diez de la noche, aunque podrán mantener el servicio a domicilio. También queda suspendido el servicio de barra. Los velatorios se limitan a 15 personas al espacio libre y a 10 personas en espacios cerrados. También se cerrarán los parques y jardines de estas áreas.

Las reuniones sociales, tanto en el ámbito público como privado, se limitan a todo el territorio de la Comunidad de Madrid a seis personas como máximo, sin incluir actividades laborales.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat