Está a punto de empezar una Semana Santa diferente, confinada, y con la población resguardada para seguir ganando el coronavirus. El confinamiento todavía es total pero con las últimas lamentables imágenes de Madrid ya se ha hecho evidente que muchos no lo creen así. También pasa en Catalunya, donde la situación es "crítica" pero parece que hay más relajamiento por parte de la población, y Quim Torra ha lanzado un duro aviso.

El presidente de la Generalitat de Catalunya, cerrado en la Casa dels Canonges, ha dado un mensaje de alerta después que haya más gente ahora en la calle que días antes. "Es un disparate que todos podemos pagar muy caro", afirma Torra. Y añade que "va de solidaridad", "de compromiso" y "de compartir sacrificios".

Casi un mes de confinamiento y la población, viendo la ligera mejora de las cifras, se ha relajado. Los pueblos con segundas residencias ya se han blindado de cara a Semana Santa y Torra recuerda que todo el mundo tiene que seguir confinado en casa.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat