Lamentables colas de vehículos se han visto esta tarde en las salidas de Madrid, coincidiendo con el paréntesis de Semana Santa, en plena crisis sanitaria del coronavirus. A pesar de los llamamientos que habían hecho desde el Gobierno y desde la comunidad de Madrid, muchas personas no les han hecho caso y han intentado salir de vacaciones.

Efectivos de la Guardia Civil de Tráfico han intentado impedir la salida de vehículos con controles, lo que ha provocado atascos considerables.

Las colas se han visto en la A-3, la autovía que e dirige a València y a la costa mediterránea, en la A-5 que va hacia Extremadura, y también en la A-2, que va en dirección norte, así como la que lleva a Andalucía.

La Dirección General de Tráfico, que depende del ministerio del Interior, ha relativizado las colas y las ha atribuido a los controles. Ha facilitado datos de las 17:15, cuando ya había pasado el pico, diciendo que en la A-3 había 500 metros de retención; en la A-5 1.000 metros, en la A-6 2.000 metros y en la A-2 800 metros. 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat