El Govern de la Generalitat no descarta ninguna medida en caso de que sea necesario para hacer frente al coronavirus, incluido el toque de queda, según ha explicado la consellera de Presidència, Meritxell Budó.

No obstante, ha asegurado que esta es una decisión que "ni mucho menos" no ha sido tomada por la Generalitat y que se plantearía "siempre en función de cómo evolucionen los datos epidemiológicos". El ejecutivo asegura que el ministerio de Sanidad no les ha informado de ninguna propuesta al respecto aunque el ministro Salvador Illa ha apuntado esta posibilidad en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

Según Budó, el ejecutivo catalán está a la espera de tener más información en la reunión que mañana tiene previsto el ministerio con los consejeros de Salud.

Estado de alarma

En relación a la necesidad, que ha señalado el ministro, de activar el estado de alarma para dar cobertura legal al toque de queda, la consellera de Presidència se ha limitado a asegurar que el Govern siempre dijo que si era necesario pediría el estado de alarma, pero que en estos momentos no se ha considerado que fuera pertinente dado que jurídicamente ha podido sacar adelante todas las medidas que hacía falta sin necesidad de pedirlo.

El Govern ha anunciado después de la reunión del Consejo Ejecutivo de hoy un paquete de medidas urgentes para ayudar a los sectores que se están viendo afectados por las medidas para combatir el coronavirus. Entre estas medidas figura la subvención de 40 millones, que anunció la pasada semana, dirigidas a autónomos y pequeñas empresas dedicadas a la restauración y la estética, así como medidas para la rebaja de un 50% del alquiler de los locales que han tenido que cerrar, si no hay antes un acuerdo con el arrendatario.

420 millones

Asimismo, el Govern ha anunciado hoy que incrementa sus presupuestos para el 2020 en 420 millones de euros, gracias a la flexibilización del objetivo de déficit que ha garantizado el ministerio de Economía, equivaliente al 0,2% del PIB.

El Consejo Ejecutivo ha aprobado una generación de crédito presupuestarios para dotar sus cuentas de estos 420 millones, de los cuales 72 millones se destinarán a cubrir gastos de carácter transversal, y el resto se distribuirá entre los diferentes departamentos en función de las nuevas necesidades provocadas por la pandemia.

Aragonès o Tremosa

En relación a la conferencia de presidentes autonómicos del próximo lunes, Govern no ha decidido todavía quién acudirá en representación de la Generalitat. Los socios del ejecutivo debaten si la representación de Catalunya tiene que quedar en manos del vicepresident, Pere Aragonès, o del conseller de Empresa, Ramon Tremosa.

Budó ha recordado que no hay president a la Generalitat porque Quim Torra ha sido inhabilitado y que la voluntad del ejecutivo es "hacer visible" esta situación.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat