Objetivo, persistir. La perseverancia es el motor que mueve las principales entidades y plataformas que coordinan estos días las acciones contra la sentencia del Tribunal Supremo. Tras el colapso del aeropuerto del lunes, en el segundo día de protestas el Tsunami Democrático ha pasado el relevo a los CDR y a Òmnium Cultural y el Assemblea Nacional Catalana. La concentración más multitudinaria ha sido en torno a la delegación del Gobierno de Barcelona, donde han confluido dos movilizaciones: la sentada pacífica de las dos principales entidades independentistas -que ya no tienen la exclusividad en la organización de protestas- y la de los CDR que han intentado cruzar el perímetro policial y ha acabado con cargas policiales.

Ha sido un auténtico contraste. Mientras a una lado se ha celebrado uno de los habituales actos de Òmnium y ANC, con velas, actuaciones musicales y familiares y amigos de los presos que leían textos de los condenados, en el otro extremo se vivía una batalla campal entre Mossos y Policía Nacional con miembros de los CDR que han lanzado varios objetos a los agentes para intentar superar las vallas que blindaban la sede de la delegación a tres calles de distancia. Las imágenes evocan a las del lunes en el aeropuerto del PratELNACIONAL Tensio delegació govern espanyol policia espanyola Mossos CDR - Sira Esclasans

El perímetro que hay entre las calles Valencia y Provenza y Bruc y el Paseo de Gracia ha quedado absolutamente blindado desde media tarde de este martes. En medio, la sede de la delegación del Gobierno en Barcelona, del todo inaccesible para los manifestantes. A un lado, los convocados por ANC y Òmnium con partidos independentistas incluidos; en el otro lado se han añadido los CDR. La barrera es triple. En la parte más exterior, vallas de casi dos metros de altura. Detrás, Mossos d'Esquadra y pegados al edificio, los agentes de la Policía Nacional. En el cielo, el helicóptero policial sobrevolando la zona permanentemente.

Dos años de encarcelamiento de los Jordis

Dentro de pocas horas será 16 de octubre y, por lo tanto, hará justamente dos años del encarcelamiento de Jordi Cuixart y Jordi Sànchez. Ya entonces, miles de personas con velas en la mano se congregaron en Barcelona para denunciarlo. El resultado fue doble: una imagen potente de la Avenida Diagonal iluminada y el caos posterior generado por la cera que se esparció sobre el asfalto y que obligó a cortar una de las arterias principales de la ciudad.WhatsApp Image 2019 10 15 at 20.27.17Con aquella fotografía en la retina, ANC y Òmnium han vuelto a organizar una concentración prácticamente calcada con la misma doble finalidad. Esta vez, ante la delegación del Gobierno de la calle Mallorca. La alcaldesa Ada Colau había solicitado a las entidades que se abstuvieran de llevar velas, para evitar el bloqueo del tráfico por culpa del derrame de cera.

El formato se ha repetido también en las otras tres capitales de provincia, Girona, Lleida y Tarragona, y en Vic, Tortosa, Terrassa, Puigcerdà, Mataró e Igualada.

Las protestas se intensifican hasta la huelga del viernes

Este miércoles será el turno de las cinco 'Marchas por la Libertad' convocadas por la ANC y Òmnium. Empezarán a caminar entre las 7 y las 9 de la mañana desde Tàrrega, Tarragona, Berga, Vic y Girona y acabarán confluyendo el viernes en el Paseo de Gracia de Barcelona. Durante su paso afectarán a las principales carreteras del país, entre las cuales hay la AP-7, el A-2, la C-17, la C-16 o l'N-II.

Aquel día, el viernes, es cuando se ha convocado la jornada de huelga general por parte de la Intersindical CSC y la IAC.

En paralelo, el Tsunami Democrático prepara nuevas actuaciones sorpresa que comunicará a través de su aplicación de móvil, del canal de Telegram y de las redes sociales.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat