El colectivo Atenes de Juristes pels Drets Civils, que el verano pasado emprendieron acciones judiciales contra el nombramiento de Carmen Lamela como magistrada del Tribunal Supremo, considera que la absolución del expresidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, que pasó casi dos años en prisión preventiva por decisión de la mencionada jueza, es una muestra más que Lamela no es idónea para este cargo.

El abogado y miembro del colectivo Atenes, Matías Gríful, ha manifestado en ElNacional.cat que la absolución del expresidente del Barça pone de manifiesto "que quizás hay causa para decir que Lamela no es la más indicada para el Tribunal Supremo". A su entender, se ha puesto de manifiesto que no debe ser tan buena magistrada si la están corrigiendo tanto.

El colectivo Atenes de Juristes pels Drets Civils presentó el agosto pasado uno se querella ante el Tribunal Supremo por prevaricación continuada contra Consejo General del Poder Judicial por el nombramiento de Carmen Lamela como magistrada de la Sala Segunda del alto tribunal, al considerar que "que no tiene méritos ni capacidades acreditadas por el cargo".

La querella sostenía que la mayoría de magistrados que aspiraban a la plaza tenían más méritos objetivos que la magistrada y recordaba que Lamela tuvo que ser corregida por el Supremo en la instrucción de la causa contra los políticos independentistas y en la emisión de las euroórdenes de detención de los investigados, que fueron retiradas.

La absolución de Sandro Rosell ha sido otra "corrección" para Lamela, según afirma Matías Gríful, que ha apuntado, como han denunciado a los tribunales, que el CGPJ premia a los magistrados afines con los postulados unionistas.

Paralelamente, el colectivo Atenas va impugnar por la vía contenciosa administrativa el nombramiento de Carmen Lamela.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat