Las alarmas de Moncloa saltaron este domingo por la noche después de las declaraciones del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias en el Salvados en las cuales afirmaba que Carles Puigdemont es un exiliado político, como lo fueron los republicanos que se tuvieron que marchar durante el franquismo. Desde el PSOE se apresuraron a replicar su socio de gobierno. Este martes, sin embargo, quien lo ha matizado ha sido su compañera de filas, Ada Colau.

La alcaldesa de Barcelona ha afirmado en una entrevista a Els matins de TV3 que "no es comparable" la situación de los exiliados republicanos con la del expresidente y que de ninguna manera se lo puede poner en el mismo saco que al rey emérito. Desde su punto de vista, se trata de "dos realidades históricas que no se pueden comparar bajo ningún concepto". Es más, se ha mostrado convencida de que Iglesias piensa lo mismo.

Equívoco comunicativo

La opinión de Colau es que el revuelo suscitado a raíz de la entrevista de Salvados ha estado motivada por un "equívoco comunicativo". La alcaldesa defiende que quien hace la comapració es el periodista que pregunta, pero no Iglesias. En cualquier caso, sí que ha puesto en valor la "valentía, claridad y honestidad" del líder de Podemos durante el programa.

A continuación, el textual del fragmento de la entrevista en cuestión.

Gonzo:

- Lo considera realmente un exiliado como se exiliario muchos republicanos durante la dictadura del franquismo. ¿Los puede comparar?

Iglesias:

- Púas lo digo claramente, yo creo que sí, creo que sí. Y eso no quiere decir que yo comparta lo que hiciera.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat