Ciutadans ha presentado este lunes en la Fiscalía una denuncia por prevaricación contra el conseller de Interior, Miquel Sàmper, por la "inhibición del Governen la defensa de los Mossos d'Esquadra". La formación liberal ha tomado esta decisión después de seis noches de protestas en contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel que han acabado con disturbios.

El dirigente del partido, Carlos Carrizosa, ha asegurado que la conselleria de Interior ha decidido "no acusar a los responsables de atacar a los Mossos de un delito de atentado contra la autoridad". "El conseller de Interior no está protegiendo a los Mossos ante los ataques que sufren de los violentos. La Generalitat tiene el deber de velar por la integridad de sus funcionarios", ha añadido Carrizosa.

 

En los seis días de protestas, la policía catalana ha detenido a un total de 75 personas, de los cuales 24 son menores y 51 mayores. Entre los menores hay desde 13 años y hasta el 17 años. Con respecto a los mayores, hay 37 personas de entre 18 y 25 años y a partir de los 26 hay 14 detenidos. Con respecto a las nacionalidades, el 76% son de nacionalidad española, según ha informado Mossos.

Denuncia y dimisión

El partido naranja anunció la interposición de la denuncia al día siguiente que esta formación pidiera la dimisión del mismo conseller de Interior. El secretario de Comunicación de Cs en Catalunya y diputado electo en el Parlamento, Nacho Martín Blanco, consideró "inadmisible" que la máxima preocupación del Govern ante las "imágenes de extrema violencia contra los Mossos" sea "tener contentos a los extremistas de la CUP y cargar contra los Mossos d'Esquadra por su actuación contra la violencia extrema". El diputado electo acusó al Govern de defender a los violentos en lugar de ponerse al lado de los agentes.

Sàmper, sin embargo, se reunió ayer con la cúpula y los sindicatos y cerró filas con el cuerpo. El conseller pidió apartar a los Mossos de las negociaciones para crear un futuro Govern de la Generalitat y quiere debatir el modelo de orden público (y en ningún caso el modelo de policía) en el Parlament.

En este sentido, el conseller advirtió que hay que diferenciar el fondo de la forma y defendió que hay que proteger los agentes de los Mossos de las polémicas con un ejemplo: "¿Si falla el plan de vacunación, no cuestionaremos el trabajo de los sanitarios, sino del sistema, verdad? Pues pasa el mismo con los Mossos".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat