La gestión del coronavirus seguiría haciendo crecer el gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Al menos eso es lo que proyecta el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que en su barómetro especial de julio apuntala a los dos socios de la coalición. Subirían un punto y medio más en detrimento del Ciutadans d'Inés Arrimadas. También hace subir el PP, a costa de la extrema derecha de Vox. Por segunda encuesta consecutiva, el sondeo ha guardado en un cajón la pregunta sobre la gestión que ha hecho el Estado de la pandemia. En las dos ocasiones que preguntó, el ejecutivo suspendió estrepitosamente, llegando a porcentajes del 48,4%.

Una vez más, según el CIS, el PSOE de Pedro Sánchez arrasaría en las urnas, con una intención de voto del 32,1%, nueve décimas más que en el barómetro del mes de junio. Le sacaría once puntos al PP de Pablo Casado. Por su parte, el socio pequeño de La Moncloa también crecería en siete décimas. Unidas Podemos y sus confluencias del 11,4% al 12,1% de los sufragios. La formación de Pablo Iglesias recuperaría la posición de tercera fuerza, al menos en votos, que le había robado la extrema derecha de Vox. Si hace un mes los miembros del ejecutivo sumaban el 42,6% de los sufragios, hoy subiría en un punto y seis décimas, hasta el 44,2%.

Por contra, el bloque de la derecha seguiría retrocediendo ligeramente, esta vez en tres décimas, situándose en el 41,6%. El Partido Popular se mantendría como segunda fuerza y líder de la oposición indiscutible, subiendo poco más de un punto hasta el 21,2%. Pero los otros dos integrantes del bloque tendrían escapes respecto del anterior barómetro. Los ultras de Vox serían cuarta fuerza y perderían nueve décimas, hasta el 11,6% de intención de voto. Y Ciudadanos rompería la tendencia alcista, dejándose seis décimas hasta el 8,8% de los sufragios.

Con respecto a las fuerzas independentistas catalanas, ERC crecería una décima hasta el 2,7% de voto a todo el Estado, JxCat subiría tres hasta el 1,5% y la CUP bajaría una hasta el 0,6%. En el País Vasco, tanto el PNV (1,3%) como EH Bildu (0,8%) perderían una décima. Una décima que es la que ganaría el BNG en Galicia (0,7%).

Con esta correlación de fuerzas, el PSOE y Unidas Podemos rozarían la mayoría absoluta en votos (49,1%) con los socios de la moción de censura y la investidura. En cambio, optando por la vía de Ciudadanos, la sobrepasarían (53%).

Sólo Sánchez aprueba por la mínima

Con respecto a la valoración de líderes políticos, esta vez Pedro Sánchez consigue un aprobado raspado, por la mínima, con un 5,1. Los otros dirigentes estatales no salen adelante. A continuación van Inés Arrimadas (3,9), Pablo Iglesias (3,7), Pablo Casado (3,5) y Santiago Abascal (2,5). A pesar del aprobado, hasta el 65,1% tiene poca o ninguna confianza en el presidente español.

Medidas más exigentes

Hasta el 62,3% de los encuestados cree que habría que aplicar medidas más exigentes para hacer frente a la pandemia. Por el contrario, sólo el 32,7% de las personas sondeadas considera que se puede continuar con las actuales medidas. Todos ellos están mucho preocupados por las consecuencias económicas que ha dejado y dejará el coronavirus. El 78,4% prevé que serán "muy graves" y el 18,7% "bastante graves". Sólo 1,8% augura que serán poco o nada graves.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat