El presidente en el exilio, Carles Puigdemont, ha tenido palabras para el exministro español José Manuel García-Margallo durante la entrevista que ha ofrecido a El Matí de Catalunya Radio, y ha considerado que su mensaje de que Catalunya sólo podrá ser independiente por la vía de la violencia entroncaba con el ultranacionalismo serbio. "El último que debió decir eso en Europa fue Milosevic", ha afirmado Puigdemont en referencia al presidente serbio Slobodan Milosevic, bajo cuya presidencia estallaron las guerras de Eslovenia, Croacia y Bosnia-Herzegovina durante los años noventa del siglo pasado, con centenares de miles de muertos.

El exministro señaló hace pocos días que España no dejaría Catalunya de forma pacífica, señalando que la única vía para conseguir la independencia era la violencia. "Si no puede ser a través de un acuerdo y no puede ser por abandono unilateral, pues tendrá que ser por la vía de la violencia. Y eso, necesariamente, lleva a la rebelión", sentenció Margallo.

La vía pacífica

En este sentido, Puigdemont ha reiterado que la violencia es "mi línea roja", para insistir en que "los que hacen esfuerzos por ensayar la vía no violenta para conseguir la independencia tienen que tener premio y no los otros".

"La sociedad europea no quiere guerra", ha insistido Puigdemont, y por eso se ha mostrado sorprendido que un representante político como Margallo "diga desacomplejadamente que no se retirarán pacíficamente", para añadir que "el último que lo dijo en Europa fue Milosevic".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat