El expresidente de la Cambra de Barcelona y ahora diputado de Junts, Joan Canadell, ha asegurado que "si el Estado no quiere negociar, no nos queda otra cosa que un embate democrático, si hace falta con más gente en la prisión". Así se ha expresado en una entrevista en el Preguntes Freqüents de TV3, dónde ha recordado el ejemplo de Irlanda: "Allí se hizo una DUI que fracasó, hubo muertos y ahora es uno de los países más ricos de la Unión Europea".

Canadell lo ha dicho a raíz del acuerdo firmado entre ERC y Junts para formar un nuevo Govern. Aunque el acuerdo entre ERC y la CUP da dos años de margen a la mesa de diálogo con el Estado, el diputado ha advertido que "si vemos que en seis meses el Estado no se ha movido, quizás esperaremos seis meses más, pero no un año y medio más para acordar un referéndum".

Preguntado sobre qué harían los partidos independentistas si el Estado no negocia, Canadell ha asegurado que él no lo sabe y que corresponderá a las tres formaciones y las entidades, la Aseamblea y Òmnium, decidirlo en la mesa de coordinación pactada entre republicanos y postconvergentes. Ahora bien, Canadell ha advertido que lo tiene claro: "Hay el mandato del 1-O, la DUI está hecha. Ahora, hay que preparar cosas. Esto no se puede hacer de hoy para mañana sin más". Canadell, pues, ha hecho un llamamiento a seguir internacionalizando el procés, fomentar la movilización popular y preparar las estructuras del Estado.

En este sentido, Canadell se ha mostrado partidario del pacto de acuerdo con los resultados del 14-F: "Si hubiéramos tenido mejores resultados, este pacto no lo habríamos firmado". "Recoge las tres sensibilidades sobre la mesa: tendremos diálogo y entretanto prepararemos el embate", ha dicho.

El nuevo Govern

Canadell, igual que Elsa Artadi y Josep Rius, se ha descartado para estar en el nuevo Govern. Lo ha ha justificado explicando que "entré hace poco en política y he pensado que antes de tomar responsabilidades quiero estar lo suficiente capacitado para hacerlo. Así lo he hecho siempre todo en la vida".

Sobre los recelos que la CUP ha mostrado con el posible nuevo conseller de Economía, Jaume Giró, Canadell ha comentado que "es porque no lo conocen". El expresidente de la Cambra ha revelado que Giró lo ayudó cuando estaba al frente de esta entidad y ha puesto en valor que perdiera su cargo a la Caixa por ser el único en pronunciarse en contra del traslado de la sede social a Valencia. En este sentido también ha afirmado que el hecho que los tres nombres que se saben de los consellers de Junts sean independientes "dice mucho a favor del partido", en referencia al mismo Giró, a Josep Maria Argimon y a Victòria Alsina, quien suena como consellera de Exteriores.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat