La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha hecho un resumen en dos frases de lo que pasó entre la semana pasada y este martes 29 de junio.

En un tuit, la presidenta se ha referido a los indultos a los presos políticos y al dictamen del Tribunal de Cuentas: "Con una mano te indultan y con la otra te embargan: la represión no se detiene", ha sentenciado Borràs.

TUIT Laura Borràs tribunal cuentas

En la misma línea, Laura Borràs ha apuntado: "Se ve que hay un tiempo para castigar y un tiempo para perdonar, pero siempre es tiempo para reprimir".

El mensaje de Laura Borràs es una respuesta a un tuit donde se especifica el dictamen del Tribunal de Cuentas para cada una de las personas implicadas. El Tribunal de Cuentas reclama 5,4 millones de euros a una cuarentena de excargos de la Generalitat por los gastos supuestamente irregulares y a favor del procés, en la acción exterior del Govern desde el 2011 al 2017. El tribunal desglosa las partidas gastadas y las atribuye a cada dirigente

La persona a quien se le ha impuesto una fianza más elevada es Albert Royo, exsecretario general del Diplocat. El importe que le piden supera los 3,6 millones de euros.

Por otra parte, el político que tendrá que abonar una fianza más elevada es Francesc Homs, que fue conseller de Presidencia del 2012 al 2016. Al presidente Artur Mas se le pide una fianza de 2.803.115,96 euros. Es la de mayor cuantía de un cargo institucional y el más perjudicado por el informe del Tribunal de Cuentas, junto con el exconseller de Economía Andreu Mas-Colell, a quien también le piden 2.803.115,96 euros.

Por debajo de Mas y Mas-Colell está el exconseller de Exteriores Raül Romeva. La fianza que se fija para él es de 2.108.818,32 euros. Al presidente Carles Puigdemont el Tribunal de Cuentas le pide 1.981.454,47 euros y al exvicepresidente y conseller de Economía Oriol Junqueras el tribunal le pide 1.980.395,68 euros.

Los importes individuales que se solicita a cada uno de los excargos no tendrán que ser abonados en su totalidad, sino que es la suma de varias partidas a repartir entre diversos de ellos. La responsabilidad es solidaria y, por lo tanto, todos los excargos vinculados a una partida tienen la obligación común de hacerse cargo. Así, si alguno de ellos no pudiera abonar la fianza, quedaría cubierta por el resto de responsables.

 

Foto principal: La presidenta del Parlament, Laura Borràs / EFE

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat