El teniente de alcalde de seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, cree que "no hay motivos para que se aplique la Ley de Seguridad Nacional en Catalunya", tal como ha reclamado Pablo Casado a Pedro Sánchez para tomar el control de los Mossos.

"Ahora mismo es inimaginable este escenario", ha considerado Batlle en una entrevista en 'El món a RAC1'. El teniente de alcalde ha asegurado que "los Mossos siempre han cumplido la ley", aunque ha reconocido que "puede haber individualmente alguien que no, pero como cuerpo lo han cumplido siempre". "Están en un muy buen momento", ha añadido.

Preguntado por si le preocupa lo que pueda declarar Josep Lluís Trapero cuando sea juzgado por la Audiencia Nacional en enero del 2020, Batlle ha asegurado que el mayor de los Mossos "está en una situación complicada, pero ha mostrado solidez en las declaraciones que ha hecho en sede judicial". "Estoy tranquilo por él porque hizo lo que tenía que hacer. Creo que es muy buen profesional", ha afirmado.

"El Código Penal se tiene que endurecer"

En relación a la crisis de seguridad que vive la ciudad de Barcelona, Batlle ha explicado que "es evidente que tenemos un problema de seguridad" y ha confirmado que lo están abordando con el objetivo que dé resultados a "medio plazo". Aun así, ha aclarado que "es un problema que va ligado al civismo."

Batlle ha subrayado que los hurtos están "disparados", todo el contrario que los delitos graves como homicidios, asesinatos, robos con violencia o heridos graves que, según el teniente de alcalde, están bajando. "Estamos en unos estándares homologables a los de otras ciudades", confirma.

Asimismo, el responsable de la seguridad de Barcelona ha ratificado que el Código Penal se tiene que endurecer y que "es un sentimiento casi unánime". Asegura que desde la judicatura y los fiscales también lo piden, y que está la necesidad de hacer "unos retoques".

Respecto a la aparición de las patrullas ciudadanas como los Guardian Angels, Batlle se ha mostrado "radicalmente en contra" y ha explicado que ha ordenado a la Guardia Urbana que se identifiquen. "Vamos muy mal si un servicio de la seguridad tiene que estar en manos de cualquiera", ha insistido.

Los patinetes eléctricos en el punto de mira

La gran irrupción de los patinetes eléctricos y otros vehículos autopropulsados en la capital catalana, es otro de los problemas que quiere solucionar el Ayuntamiento de Barcelona. Batlle cree que los patinetes se tienen que regular y ha declarado que se reunirá con el director general de la DGT, Pere Navarro, para "ver qué normativa se les puede aplicar". "Tendrían que ir matriculados, tendrían que tener seguro y también tendría que haber edad mínima para utilizarlos", ha opinado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat