El conseller de Ensenyament, Josep Bargalló, ha negado que el Govern quiera relajar la inmersión lingüística en las escuelas. Una de las novedades del nuevo modelo lingüístico que impulsa la Generalitat es que los centros podrán modificar la presencia de los diferentes idiomas en cualquier materia, de forma que se pueda dar más castellano en entornos catalanohablantes y más catalán en entornos castellanohablantes.

"Lo que hacemos es adecuar la didáctica de las lenguas a la realidad sociolingüística actual de nuestros centros", ha argumentado Bargalló, que ha subrayado que el objetivo es conseguir que todos los alumnos sean "altamente competentes" en catalán y castellano. "Y esta es una estrategia que se tiene que seguir de manera diferenciada en cada centro", ha insistido en una entrevista en Ser Catalunya.

Bargalló ha remarcado que el catalán sigue siendo la lengua vehicular, pero ha defendido que cada centro "tiene que adecuarse a cuál es la primera lengua de su alumnado" para entonces "enseñar todas las lenguas a partir de esta realidad". Ha señalado que el Govern no toma decisiones "a partir de posibles tormentas", sino que trabaja para "solidificar la inmersión" y al mismo tiempo conseguir que los alumnos salgan siendo "altamente competentes en catalán y en castellano", pero también en inglés.

Al preguntarle si eso quiere decir reconocer que hay zonas donde el castellano no se habla lo bastante bien, el conseller ha respondido con el argumento contrario. "Es una manera de decir que en algunas zonas de Catalunya el catalán no es de uso habitual en la mayoría de las familias ni en la calle, y que todavía hay que hacer más acciones en favor del catalán", ha apuntado.

Cuatro años de trabajo

El conseller ha recordado que este documento, presentado el martes, se ha trabajado durante cuatro años y ha contado con la participación de grupos de investigación universitarios y también del Consejo de Europa.

También ha destacado que una de sus novedades es que también tendrán que ser visibles las lenguas de los alumnos procedentes de otros países, porque la mejor manera que ellos aprendan el catalán y el castellano es aprendiz también su idioma, ha dicho.

Con respecto al inglés, que también recibe un impulso importante en este nuevo plan lingüístico, el conseller ha remarcado que el Gobierno estará a partir de ahora obligado a preparar mejor a los profesores en este sentido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat