El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado en comisión, a propuesta de Junts, una condena de las pintadas antisemitas que aparecieron en la ciudad en una protesta ultra el 30 de diciembre, después de una concentración de afectados por las restricciones del coronavirus. El Ayuntamiento ha mostrado su apoyo a las comunidades judías y también a todas las denuncias presentadas ante la Fiscalía y la Generalitat.

"La noche del viernes día 30 de octubre de este año aparecieron en el casco antiguo de la ciudad de Barcelona, que acoge centros y negocios regentados por ciudadanos y ciudadanas judías de Barcelona, pintadas antisemitas presuntamente realizadas por grupos neonazis y de extrema derecha. Numerosas personalidades y autoridades denunciaron los hechos, y tanto la Generalitat de Catalunya como el Ayuntamiento de Barcelona indicaron que procederían a denunciar los hechos delante de la Fiscalía especializada en delitos de odio, mostrando su rechazo hacia estas acciones y dando apoyo a las personas judías de la ciudad", señala la moción.

En este sentido, el Ayuntamiento denuncia y muestra su rechazo a las pintadas antisemitas aparecidas en la ciudad y muestra su compromiso y su determinación a no tolerar actitudes antisemitas ni palabras de odio hacia ningún miembro de nuestra comunidad, plural y diversa, "haciendo de la tolerancia y el respeto uno de los principios más preciados de nuestra ciudad y combatiendo la intolerancia con todos los mecanismos al alcance".

También muestra su apoyo a las comunidades y a la ciudadanía judía de Barcelona, "reconociendo su importancia histórica y actual para la ciudad, su dinamismo, sus aportaciones a lo que hoy es Barcelona, su cultura, historia y economía, colectivo de personas sin el que la ciudad no sería lo que es hoy en día".

La Federación de Comunidades Judías de España condenó las pintadas antisemitas que aparecieron a Barcelona el pasado 30 de octubre durante unos disturbios protagonizados por grupos de extrema derecha contrarios a las restricciones anticovid.

"Nuestra más absoluta condena en las pintadas antisemitas aparecidas en Barcelona el día 30 durante una concentración contra las medidas para impedir la expansión de la pandemia", denunció la Federación en un tuit.

En las pintadas se podía ver rayados (en señal de prohibición) la estrella de David y el símbolo comunista. En otra pintada se podía leer "Fuck Jewish". La protesta contraria a las restricciones, que derivó en graves disturbios y enfrentamientos contra la policía en el centro de la capital catalana, acabó con 12 detenidos (dos de ellos menores) y 27 heridos (20 de los cuales eran agentes de los Mossos).

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat