La derecha española ha implosionado este miércoles. Primero se ha conocido la moción de censura de Ciudadanos y el PSOE para desalojar al PP del gobierno regional de Murcia. La onda expansiva, sin embargo, ha llegado hasta la capital del Estado. Adelantándose a cualquier posible movimiento, la presidenta Isabel Díaz Ayuso ha decidido disolver la Asamblea Regional y convocar elecciones anticipadas. El anuncio, paradójicamente, lo ha hecho el vicepresidente Ignacio Aguado, de Ciudadanos, después de que se haya desconvocado la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo. La fecha de estos comicios sería el próximo 4 de mayo.

 

Ahora bien, podría haber controversia jurídica. Está por ver qué pasa con las mociones de censura que han registrado el PSOE y Más Madrid, si se ha hecho antes o no de la disolución de la Asamblea. En caso de haber sido antes, deberían tramitarse y no se podrían convocar elecciones.

Después del movimiento de Murcia, han empezado a aparecer las derivadas en Madrid. El PSOE, que ganó las elecciones autonómicas, se ha puesto bien para repetir la jugada, que los números avalaban. En un comunicado, los socialistas se han mostrado "dispuesto a hablar con Ciudadanos" para formar un nuevo gobierno que "reforme, transforme y regenere la región". Estaban a la expectativa de si cambiaba la opinión del vicepresidente Ignacio Aguado, de Ciudadanos, hasta ahora principal apoyo oporte de Ayuso. Pero la dirigente del PP ha decidido ir al grano y evitar un escenario murciano.

En una atención a los medios desde la sede de la Vicepresidencia, el vicepresidente madrileño ha sido quien lo ha anunciado públicamente: que Ayuso disolvía la Asamblea y convocaba elecciones anticipadas. Aguado ha lamentado la decisión de la presidenta madrileña, que ha atribuido a un "capricho personal y electoral de su entorno", y ha acusado a la dirigente conservadora de "anteponer su propio interés al de los madrileños". Según ha relatado, los argumentos de Ayuso han sido "excusas y asuntos que nada no tienen a ver", como la moción de censura de Murcia.

Ayuso rompe con Ciudadanos tras varias disputas internas, especialmente en la gestión del coronavirus, y quiere aprovechar la supuesta buena valoración. No ha habido ningún pronunciamiento público inmediato de la presidenta, que ha mantenido el silencio hasta el mediodía.

Mociones de censura

Tras el anuncio de la disolución de la Asamblea, los grupos autonómicos del PSOE y Más Madrid han anunciado que habían registrado dos mociones de censura contra Ayuso para intentar evitar las elecciones anticipadas. Si se hubieran registrado antes de la disolución del parlamento regional, no se podrían celebrar comicios al menos hasta después del debate de las mociones. Desde la Comunidad de Madrid aseguran que se han registrado a posteriori. Pero desde los grupos impulsores responden que la disolución no es efectiva hasta que no se publica en el Boletín Oficial.

¿Implicaciones para los presos?

La moción de censura en Murcia ha tenido implicaciones más allá de Murcia, como la Comunidad de Madrid. Y las elecciones anticipadas en la Comunidad de Madrid también tendrán derivadas más allá de la Comunidad de Madrid. Sin ir más lejos, en Catalunya. Después de las elecciones catalanas del 14-F, el Gobierno disponía ahora de dos años sin elecciones de ningún tipo, para poder sacar adelante su agenda sin sobresaltos. Entre otras cosas, está pendiente la carpeta caliente de los presos políticos independentistas y sus indultos. La nueva convocatoria electoral podría volver a envenenar el clima política en la capital del Estado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat