La Audiencia Nacional ha condenado a 8 y 4 años de cárcel a los líderes de AUSBANC y Manos Limpias, Luis Pineda y Miguel Bernad, respectivamente, por extorsionar a entidades bancarias y empresas a cambio de evitar acciones judiciales o campañas de descrédito. Por contra, los magistrados han considerado que no queda probado que ejercieran esa misma "presión" para retirar la acusación contra la infanta Cristina en el caso Nóos. Tal como apunta Europa Press, estas penas son ostensiblemente menores de las reclamadas por Fiscalía, que pedía 118 años de prisión para el primero y otros 24 años para el segundo.

Condenas bajas


En su sentencia, de 195 páginas, la Sección Cuarta de lo Penal ha impuesto a Pineda una pena de 5 años de prisión por un delito continuado de extorsión y otros 3 años por estafa. Además, en concepto de responsabilidad civil, Pineda deberá indemnizar a un total de 13 entidades con casi siete millones de euros. Los magistrados también han condenado a Bernad a 3 años de prisión por un delito de extorsión en grado de cooperación necesaria y a otro año de cárcel por el mismo delito en grado de tentativa.

No obstante, la Audiencia ha absuelto a ambos de la mayoría de los delitos por los que fueron juzgados. En el caso del presidente de Ausbanc, de organización criminal, acusación y denuncia falsa, fraude y estafa procesal y administración desleal; mientras que el secretario general de Manos Limpias ha quedado exculpado de los dos primeros delitos y de amenazas. De ahí que las penas impuestas sean mucho más bajas que las que había solicitado el Ministerio Público.

No presionaron a la infanta

 

Por otro lado, los magistrados no han apreciado "un clima de presión del que se valieran los acusados Luis Pineda y Miguel Bernad" para hacer valer su presunta oferta de retirar la acusación de Manos Limpias a la infanta a cambio de dos o tres millones de euros, por lo que absuelve a la abogada que ejerció la acusación en esta causa, Virginia López Negrete.

Junto a Pineda y Bernard, también han sido condenados a un año de cárcel el adjunto a la Presidencia de Ausbanc Ángel Garay, y a seis meses María Mateos, directora del departamento jurídico, ambos por un delito de extorsión en grado de complicidad.

Por contra, además de Negrete, la Audiencia absuelve de todos los delitos que se les imputaban a otros cinco acusados: los directivos de Ausbanc Alfonso Solé Gil, María Teresa Cuadrado, María Isabel Medrano, Rosa Aparicio y Luis María Jordana. A todos ellos se les investigó y juzgó por organización criminal, extorsión, denuncia falsa, amenazas, estafa, blanqueo de capitales y administración desleal. Para ellos, la Fiscalía pedía entre 66 y 11 años de reclusión.

 

Foto principal: Luis Pineda y Miguel Bernad (atrás) ante la Audiencia Nacional / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat