La asociación Àgora Judicial ha desmentido este lunes la denuncia de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) que aseguraba que en los últimos tres años se han marchado un centenar de jueces de Catalunya por la presión del independentismo.

La jueza y miembro del colectivo Àgora, Maria Josep Feliu, ha asegurado en Catalunya Ràdio que "ningún juez ha recibido ningún tipo de amenazas ni presiones". "No hay ninguna denuncia", afirma Feliu, que ha insistido en que los jueces no viven con miedo a Catalunya.

Asimismo, Àgora Judicial cree que esta acusación del APM que reclama al Estado medidas "para proteger a los jueces y evitar la desertización del poder judicial", es un movimiento en clave electoral porque se ha publicado en época de elecciones. "No necesitamos ningún tipo de protección", considera Feliu.

Por otra parte, Àgora ha tildado de "exageración" la marcha de centenares de jueces de Catalunya, indicando que "la realidad no es exactamente esta". "No es una situación diferente de la que había antes", subraya Feliu, ya que explica que "hace 30 años que pasa eso" y que la denuncia no habla de los que vienen, que son más de los que se marchan.

"En el 2018 se fueron 48, pero vinieron 63, y 21 se marcharon en el 2017 y vinieron 30", ejemplariza Feliu. No obstante, la jueza dice que seguramente algunos jueces han venido forzosamente a Catalunya porque "es de las comunidades autónomas donde hay más vacantes".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat