La líder de Cs, Inés Arrimadas, ha mantenido esta tarde una conversación telefónica "cordial" con los presidentes de Castilla-la Mancha, Emiliano García Page, y el de Aragón, Javier Lambán, ambos barones del PSOE, para reclamarles que hagan reflexionar a Pedro Sánchez para evitar que lidere un gobierno con populistas y con apoyo de PNV y ERC.

Arrimadas no ha tenido la misma suerte con el extremeño Guillermo González Vara, que no se le ha querido poner en el teléfono.

Fuentes de la formación naranja han explicado que Arrimadas "ha intentado apelar al sentido de Estado de los barones socialistas para que frenen a Sánchez y les ha recordado que Cs ha propuesto la única alternativa sensata y viable al gobierno con populistas y nacionalistas: la vía constitucionalista de los 221 escaños".

Arrimadas ha hablado también con la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, el diputado del Partido Regionalista Cántabro, José María Mazón, y el de Teruel Existe, Tomás Guitarte, para explicarles la importancia de evitar un gobierno que profundice en dar privilegios para unos y agravios para los otros".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat