El vicepresidente del Gobierno con funciones de president, Pere Aragonès, ha pedido este sábado a la ciudadanía catalana "extremar precauciones" ante la incidencia en que pueda tener las próximas horas el temporal Filomena.

"El confinamiento por la pandemia ya establece medidas seguras; es importante que no se corran más riesgos de lo que es necesario", ha dicho Aragonès en una rueda de prensa telemática después de reunirse con la sectorial de Educación de ERC.

El jefe del ejecutivo catalán en funciones ha llamado a "mantener la responsabilidad" que según él los catalanes han mostrado hasta la fecha y a seguir las indicaciones de las autoridades sobre el temporal.

Aragonès se suma así al llamamiento del conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, que ha alertado este sábado de que el temporal 'Filomena' "se puede complicar con el viento" en Catalunya y ha pedido a la ciudadanía que permanezca en casa y evite salidas no esenciales.

En rueda de prensa, Sàmper ha dicho que aunque de momento no se han registrado incidencias relevantes y "puede parecer que ha nevado poco, puede seguir nevando en cualquier momento", y ha alertado que hay vehículos pesados de que están incumpliendo la restricción de movilidad vigente. Ha remarcado que las bajas temperaturas pueden provocar heladas y ha avisado de que "la nieve es húmeda", por lo cual pesa más, y puede romper las ramas de los árboles y causar complicaciones.

"Las escuelas son seguras"

Además, Aragonès se ha referido a la vuelta a las aulas, prevista para el lunes después de ser pospuesta a causa de la incidencia del virus en Catalunya. "Hemos visto que las escuelas son seguras", ha dicho el vicepresidente, que ha insistido en que en caso de un nuevo confinamiento estricto de los centros educativos serán "el último" que cierre.

Aragonès ha esgrimido los siguientes datos para defender que efectivamente las escuelas son un sitio "seguro": el 99,39% de los centros no ha tenido que cerrar y sólo el 22,5% de los alumnos ha tenido que quedarse en casa confinado en algún momento. Según su opinión, el funcionamiento del sistema educativo catalán ha sido "uno de los grandes éxitos de la lucha contra la pandemia".

Hoy mismo, El director de IrsiCaixa, Bonaventura Clotet, ha pedido que se cierren las escuelas catalanas si se detectan casos de la nueva cepa de la Covid-19 descubierta en el Reino Unido en uno de cada diez centros educativos. Clotet lo ha dicho a tres días de la reanudación del curso escolar después de las vacaciones de Navidad, a la vez que ha alertado de que, teniendo en cuenta que todo indica que la variante británica es más contagiosa que la conocida hasta ahora, la cepa puede pasar de los escolares a las familias, hecho que podría dar lugar a una nueva oleada "incluso peor que la primera y la segunda".

 

Imagen principal: Un vehículo en el arcén en la C-25 / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat